Los empleados municipales rechazan el proceso de estabilización del Ayuntamiento

Requieren que se estabilice el empleo a los trabajadores "que han sufrido el abuso por parte de la administración"

20/01/2021 13:20 | Begoña Cisneros

El Comité de Empresa y la Junta de Personal del Ayuntamiento de Aranda de Duero han salido al paso a través de un comunicado, en el que condenan el despido de la trabajadora de la Concejalía de Obras el pasado 31 de diciembre por parte del Ayuntamiento. Consideran que se trata de un despido subjetivo que no obedece a causas organizativas, cuando tras su despido ha sido preciso, dado el volumen de trabajo en este área, que la Secretaria General asuma tareas de Urbanismo.

“Esta compañera ha desempeñado el puesto de Letrada de Obras durante más de 18 años y, de acuerdo con la normativa vigente, tiene derecho a consolidarse en el mismo, oportunidad que no se le ha dado, ya que el puesto que se ha ocupado en propiedad no es el ejercido por esta trabajadora”, señalan desde el comité y la Junta de personal, integrados por los sindicatos UGT, CCOO, CSIF, USO, CGT y SPPM. Aseguran que esta política de personal, liderada por la alcaldesa de Aranda que lleva esta concejalía, ha originado temor y el desconcierto en la plantilla municipal.

Por tanto, exigen que readmitan a esta trabajadora teniendo en cuenta las necesidades organizativas de la Concejalía de Obras y el informe del Técnico de Personal. Del mismo modo reclaman que se incluya el puesto de trabajo en la Relación de Puestos de Trabajo municipal, para dar la oportunidad a la trabajadora de consolidarse en su puesto de trabajo.

De esta manera los representantes de los trabajadores municipales también rechazan el proceso de estabilización iniciado por el Ayuntamiento, entendiendo que contraviene lo establecido por el Derecho Comunitario y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. “Estos procesos persiguen estabilizar plazas para organizar y ordenar la plantilla, sin embargo, la Unión Europea habla de estabilizar en el empleo a los trabajadores que han sufrido el abuso por parte de la Administración. Trabajadores que, en el caso del Ayuntamiento de Aranda de Duero, llevan incluso 38 años prestando sus servicios”, señalan.

Recuerdan que estos trabajadores accedieron a sus puestos de trabajo tras superar los correspondientes procesos selectivos establecidos por el Ayuntamiento de Aranda de Duero, y que, en algunos casos, han sido tan exigentes como una oposición a funcionario de carrera. “Por tanto, ya han cumplido las exigencias constitucionales de igualdad, publicidad, mérito y capacidad”, comentan.

Por ello solicitan al Ayuntamiento que excluya de la Oferta Pública de Empleo las plazas ocupadas por trabajadores “víctimas de abuso de la contratación temporal”, y piden que paralicen el proceso de estabilización en marcha, “que por otro lado está basado en una R.P.T. desactualizada que no refleja la realidad de la plantilla existente en el Ayuntamiento”.