Pérez Mateos se reafirma en la implantación de un campus de la UBU en Aranda

Ya ha tomado posesión del cargo y espera cumplirlo en su mandato

21/01/2021 11:20 | Begoña Cisneros

El nuevo rector de la universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, se ha reafirmado en su toma de posesión en que uno de sus objetivos es lograr que en este cuatrienio que ahora comienza la UBU cuente con un campus universitario en Aranda de Duero, algo que pretende también para la localidad de Miranda de Ebro. Se trata de una histórica aspiración de la capital ribereña y así se dejó patente en la reunión que hace más de dos años mantenía Pérez Mateos, que repite como rector en la UBU, con la alcaldesa de Aranda.

En ese momento se comprometió a hablar con el tejido empresarial arandino con el fin de concretar qué tipo de estudios sería los más adecuados implantar en Aranda. Hace ahora un año, se remitía un escrito desde el Ayuntamiento de Aranda solicitando a la Junta la llegada de esos estudios superiores y se barajaban varias posibilidades de edificios municipales que puedan albergar esos estudios como el centro cívico Virgen de las Viñas o Las Francesas. Y sin especificar estudios concretos, se pusieron sobre la mesa posibilidades vinculadas a la ingenia industrial o la enología, dejando abierto que se acotasen a temas “relacionados con la actividad económica y las potencialidades de la comarca de la Ribera del Duero".

Será a partir de ahora cuando se compruebe si las pretensiones del rector se convierten en realidad. Un responsable de la Universidad de Burgos que ha presentado a sus nuevos acompañantes de su equipo, formado por ocho vicerrectores en las distintas áreas.

En su toma de posesión, Pérez Mateos reclamaba a la consejera de Educación, Rocío Lucas, una “financiación realista”  y el establecimiento de un contrato-programa que tenga en cuenta el rendimiento institucional, la calidad de los resultados, el coste de los servicios y que permita la autonomía en la gestión de los recursos.

Articular las estructuras y mecanismos necesarios para una rápida recuperación de la crisis, garantizar la igualdad de oportunidades para todos los estudiantes, especialmente los más desfavorecidos, potenciar la internacionalización y presentar el programa de Universidad Europea “que tenemos ya avanzado”, rejuvenecer la plantilla de PDI y promocionar al PAS, así como crear el Aula Campus Saludable, poner en marcha el Instituto Universitario en Patógenos Emergentes o desarrollar la enseñanza digital y los títulos online. Estos son algunos de los “retos desafiantes” mencionado por el rector burgalés en el primer acto oficial de esta nueva legislatura, a los que añade la apertura de los dos campus universitarios y la lucha contra la despoblación apoyando la digitalización de la industria local y regional.