La Arandina recupera la tercera plaza (0-1)

Un gol tempranero de Sagués sirvió para derrotar al Bupolsa en San Amaro

30/01/2021 18:56 | DR

Foto: Arandina/Arcalle

Jornada redonda para la Arandina de momento. El triunfo blanquiazul por 0-1 en San Amaro unido a las derrotas del Numancia B en el campo del Mirandés B (2-1) y Real Ávila en el Adolfo Suárez frente a la G. Segoviana (1-3), permiten a los ribereños recuperar la tercera plaza (empatado a puntos con el Numancia B pero por mejor golaverage general) y colocarse a sólo dos puntos del segundo puesto (Real Ávila con 23 puntos).

 

La Arandina saltó al terreno de juego con el siguiente once. Maxi, Munguía, Zazu, Barbero, Alex Díez, Samu, Peli, Sagués, Mozo, Yako, y Santín. De esta manera debutaba el defensa central Munguía ya de inicio nada más aterrizar en el Montecillo. Muy pronto se le ponían las cosas de cara a la Arandina y es que apenas se llevaba un minuto de partido y Carlos Sagués acertaba con la portería local. El extremo derecho adelantaba a los blanquiazules acertando en la primera llegada al área del Bupolsa. La Arandina pudo incrementar su diferencia en el minuto 24 pero se topaba con el larguero en un lanzamiento de falta directa. Al descanso se llegaría con esa mínima ventaja para los de Álex Izquierdo. La segunda parte dejó como nota destacada el estreno del delantero albanés Rashiti, que sustituyó a Santín a falta de un cuarto de hora para la conclusión. La Arandina guardó muy bien su ventaja y tuvo alguna ocasión para distanciarse aún más de su rival pero no se reflejó en el marcador. En el tiempo de descuento el Bupolsa se quedó con un hombre menos por la expulsión de Cada. Como dato positivo el equipo volvió a dejar su portería a cero tras haber recibido cinco goles en los dos últimos encuentros. Triunfo muy importante y fundamental para coger moral e ilusionar a los aficionados de cara a lo que resta de primera fase.

 

El equipo de Álex Izquierdo volverá a jugar este miércoles a las 18.00 horas en el Montecillo. Recuperará el partido aplazado en su día por la adversa meteorología frente al Colegio Diocesanos.