"No podemos continuar con la forma de trabajar que tenían antes las diputaciones, tienen que ser los ayuntamientos los que decidan dónde, cómo y qué quieren hacer con el dinero"

Hablamos con el vicepresidente de Diputación, Lorenzo Rodríguez Pérez

07/02/2021 8:12 | Begoña Cisneros

Lorenzo Rodríguez Pérez es el vicepresidente de la Diputación de Burgos, presidente de SODEBUR (Sociedad para el Desarrollo de la provincia de Burgos) y con él queremos bajar al sur de la provincia, a la Ribera del Duero, para hablar de la presencia de esta institución en la comarca.

-¿Está siendo complicado el trabajo de Diputación en estos momentos tan difíciles?

- El trabajo durante la pandemia ha sido bastante complicado. Creo que en todas las administraciones hemos tenido que cambiar los proyectos que teníamos en todo el año,  pero hemos hecho lo que teníamos que hacer: ayudar al tejido empresarial y cambiar los presupuestos para intentar que nadie pueda cerrar su negocio y mantener todos los que hay en la provincia.

-¿Cuál es su percepción tras año y medio al pie del cañón como responsable en Diputación? ¿Se llega a los pueblos o hay que trabajar más para que sea una institución cercana a los pequeños ayuntamientos?

- Como alcalde que soy de un pueblo pequeño como es Castrillo Mota de Judíos, llevo cuatro años en Diputación desde la oposición y un año y medio como vicepresidente y presidente de Sodebur. Entiendo que es una administración que hay que modernizar, hay que darla agilidad y tenemos que ser capaces de llegar a los ayuntamientos. No podemos continuar con la forma de trabajar que tenían antes las diputaciones. Pienso que sí que se está haciendo un gran esfuerzo para dar más protagonismo a los ayuntamientos, porque lo que no lo que se tiene que hacer es dar más autoridad a los municipios para que sean ellos mismos los que tienen que decidir sobre lo que se hace en ellos.

-¿Y qué herramientas se están poniendo para conseguir eso?

-Nosotros (Rodríguez es del partido de Ciudadanos) estamos gobernando junto con el Partido Popular y lo que firmamos en su día en el acuerdo de gobernabilidad es conseguir que seamos capaces de dar a los ayuntamientos el presupuesto que les pertenece, para que sean ellos los que decidan dónde, cómo y qué quieren hacer con el dinero. Las diputaciones no podemos dirigir los ayuntamientos, tenemos que dejar de pensar en lo que se hacía antes, donde Diputación era el padre de los ayuntamientos y estaba para repartir el dinero. En las diputaciones tenemos que llegar a hacer más cosas, como ayudar a los ayuntamientos asesorarles jurídicamente para que ellos salgan adelante, pero no ser nosotros los que tengamos que dirigirlos.

-Su partido defendía la supresión de las diputaciones y aquí le vemos liderando una. ¿Ha cambiado de opinión estando dentro o sigue pensando que es una institución que se podría eliminar perfectamente?

- No hemos cambiado de opinión, seguimos diciendo que tenemos que ser conscientes de que tenemos que adelgazar las administraciones. Tenemos el caso de la Diputación de Burgos donde muchas veces se duplican las competencias. ¿Tenemos que hacer desaparecer las diputaciones?  Yo creo que no se entendió bien la idea de desparecer diputaciones, sino que las diputaciones junto con las delegaciones tenemos que dar más autonomía a los municipios donde se hace muy buena labor. Hay que hacer un engranaje entre las diferentes administraciones dejando un ente solo llamemos como le llamemos, porque al final lo único que se consigue así es que a los municipios no se llegue como se tiene que llegar y lo que hay que hacer es facilitar más las cosas.

-Centrémonos en la Ribera del Duero. ¿Qué le falta al emprendimiento rural para que sea efectivo?

- Lo primero que nos hace falta, y no hemos sido capaces, es haber conseguido que en el 2021 llegue la fibra óptica. En los municipios nos falta la cobertura, la comunicación, telefónia… Tenemos que cambiar muchas normas porque las que hay se han hecho de arriba para abajo y eso viene a determinar que el emprendimiento en los municipios muchas veces no es lo que tiene que ser porque queremos aplicar leyes como se aplican en Madrid, por ejemplo. Tenemos que ser ágiles para cambiar esa normativa, tenemos que estudiar la forma de incentivar a aquellos emprendedores rurales y sobre todo ser capaces de poder dar la fibra óptica. No puede ser que estemos como políticos diciendo que hay que luchar contra la despoblación y no poder ser capaces de dar esa herramienta a los municipios.

-Todo ello en un momento donde el teletrabajo y el teleaprendizaje está a la orden del día y y la lucha contra la despoblación está en boca de todos...

-No tiene nombre no tener fibra óptica… Hay países que se han dedicado a invertir dinero en ello. En el acuerdo al que llegamos (con el PP) dije que había que hacer todo lo posible para solucionar esto. Tiene que declararse como se declaró en su día con el agua y la luz, de interés general y con dinero público. ¿Cómo vamos a luchar contra la despoblación si tenemos a la gente joven que, ahora con la pandemia, no puede estudiar en los municipios porque no hay internet para seguir las clases?

-Hace apenas dos semanas se ponía en marcha la red de Agentes de Impulso Rural y uno de los tres se ubicará en el CEI Ribera del Duero de Milagros para prestar su apoyo en la zona. ¿Cuál es el objetivo de este servicio y quién puede utilizarlo?

- Uno va a estar en la zona de Ribera-Demanda con una semana con presencia en Milagros y otra en Sala de los Infantes. Éstos agentes vienen a dinamizar la economía y mejorar el empleo, a ayudar a todos los emprendedores y empresas con el asesoramiento que necesitan hoy en día a la hora de pedir subvenciones o a digitalizar las empresas. También va a ser  un canal efectivo porque además se realizará un estudio de posibilidades de desarrollo en cada zona, es un trabajo que van a estar realizando durante un año.

- También se ha elaborado el nuevo Plan Estratégico Burgos Rural en SODEBUR… ¿Qué beneficios aportará?

-Teníamos el Plan que abarcaba los años 2015 a 2022 y ahora se ha renovado hasta 2025. Cuenta con cuatro ejes importantes: sostenibilidad energética, la digitalización, la repoblación de los municipios y la recuperación económica frente al COVID de toda la provincia de Burgos. En esos puntos vamos a luchar, porque si algo tenemos claro es que si no luchamos desde las comarcas vamos a ver que la gente se va a marchar de los pueblos por falta de oportunidades para poder desarrollar ideas. Yo como presidente de Sodebur tengo reuniones con mucha gente emprendedora que tiene proyectos muy importantes. Hay que ayudarles.

-¿Qué dice la Diputación ante la falta de médicos y pediatras en la Ribera del Duero? No oímos mucho sus reivindicaciones…

- Siempre hemos reivindicado desde diputación el apoyo que se tiene que ver dar al medio rural,  tanto de pediatras como de médicos. Todos tenemos que sentarnos y ver qué se tiene que hacer. Todos estamos de acuerdo en que los municipios tienen que tener las mismas oportunidades, vivas donde vivas tienes que tener el derecho a la asistencia médica, y tenemos que ver cómo vamos a gestionar esta forma de llevar la sanidad, sin querer sacar réditos políticos porque al final se está hablando de personas. Mi pueblo por ejemplo es un pueblo pequeño, tiene su consultorio médico, y a mí me gusta que a los vecinos se les atienda. ¿De qué manera se les tiene que atender? A lo mejor la solución no es tener un consultorio médico abierto en un municipio de 50 vecinos, sino tener uno a 3 o 4 km con un buen transporte público para dar mejores servicios. Hay que luchar por comarcas.

- ¿Habrá ayudas para la hostelería rural de manos de Diputación finalmente?

-Precisamente acabamos de aprobar desde Sodebur una ayuda de 350.000 euros que para que en dos meses reciban todos los municipios, juntas vecinales o pedanías de menos de 250 habitantes 1.500 euros cada establecimiento abierto. Los que tienen más de 250 habitantes  van a recibir 1.000 euros. Pero tiene que haber una condición, los lugares con más de tres establecimientos abiertos no entrarán , porque lo que tenemos claro es que hay que apoyar a ese mundo rural. También vamos a sacar 400.000 euros en ayudas que irán directamente al apoyo de comercios, empresas del mundo rural para que se consuma, unos bonos al consumo que con la parte que tiene que poner la gente que va a gastarlos se va a lograr hacer una inversión de cerca de  un millón de euros.