Manos Unidas Aranda colaborará en la seguridad alimentaria de Uganda

La campaña de este año no podrá contar con su tradicional mercadillo solidario

11/02/2021 13:06 | Begoña Cisneros

Este año no podrá celebrarse el tradicional mercadillo de Manos Unidas en Aranda de Duero, pero las integrantes de este colectivo no se olvidan de ayudar a las personas que más lo necesitan en los países más pobres del mundo. Por ello se adhieren nuevamente al proyecto de Manos Unidas en Burgos, para buscar la financiación necesaria con la que se consiga llevar a cabo el proyecto de mejora de la seguridad alimentaria y de los ingresos de familias campesinas en el país africano de Uganda, un proyecto que necesita de 112.422 euros y que se llevará a cabo durante tres años.

La presentación nacional de la campaña 2021, a la que pertenece el proyecto en el que participa Manos Unidas Aranda, tendrá lugar hoy jueves. Y será la presidenta nacional de la organización española, Clara Pardo, la encargada de darla a conocer en directo, a las 21 horas, a través del programa ‘Trece al día’ que se emitirá en Trece Televisión. De las actividades programadas se respetará este año el día del ayuno voluntario, mañana viernes 12 de febrero.

 

El proyecto

Con respecto al proyecto en el que trabajará Manos Unidas Aranda, se situará en el distrito  de  Rubirizi,  en  la  región  de Mbarara de  Uganda. Se trata de  una  zona  agrícola  deprimida  en  la  que  la deforestación, la sequía y la falta de conocimientos agrícolas ha derivado en el  empobrecimiento  del  suelo.

En este distrito el 99%  de  los  habitantes  viven  en  un área rural y la mayoría de ellos están por debajo del umbral de la pobreza, con unos ingresos de unos 1,5 euros al día careciendo de bienes básicos como el agua potable, la electricidad o una vivienda en  condiciones  aceptables.  La  situación  de  la mujer es pésima, sin apenas derechos, y los niños  a  menudo  abandonan  los estudios antes de terminar la escuela primaria, con una incidencia mayor de las niñas sobre los niños (90% frente a 40%). A ello se suma la mala alimentación  y  la  precaria  situación  higiénica  de  las  cocinas  y  letrinas. 

Por ello, Manos Unidas, que ya apoyó en  su  día  con  éxito  un  proyecto  de  educación  para  adultos  como también un programa de desarrollo rural que ha tenido mucho éxito, va a llevar a cabo un tercer proyecto para la mejora de las condiciones de  vida  de  600  familias  en  veinte  pequeñas  localidades,  del  que  se  beneficiarían  4.800 personas.

Se  trata  de  un  proyecto  formativo  y  de  equipamiento  en  seguridad  alimentaria,  técnicas agrícolas, sanidad e higiene y generación de ingresos tanto por la mejora de los cultivos como por  la  diversificación  hacia  nuevas  actividades  de  generación  de  ingresos.