Preocupante aumento de termitas en la comarca ribereña

Las plagas se multiplican y una de las causas podría ser el calentamiento global

01/04/2021 7:50 | Begoña Cisneros

Si el problema de las termitas todos los años perjudica a alguna vivienda, las noticias que nos llegan a Diario de la Ribera por parte de algunos ciudadanos apuntan a que en los últimos dos años esta situación se ha multiplicado con creces. Y quizás es el aumento de temperaturas debido al calentamiento global lo que puede estar provocando la invasión de nuevas zonas por estos isópteros que forman parte de una familia muy extendida y peligrosa… para la madera.

Su erradicación es una tarea difícil, ya que es importante conocer la forma de vida de este animal.

Independientemente de la clase de termita que sea, todas viven en colonias subterráneas que pueden llegar a alcanzar los 4.000 individuos. Excavan túneles bajo tierra por los que acceden a las vigas, escaleras y aquellos elementos de madera, porque ese es su alimento. Las bacterias que tienen en su interior logran convertir la madera en azúcares y otros nutrientes que el animal necesita. Transportan este alimento en su boca  a través de canales que ellas perforan en la madera hasta descender al termitero subterráneo, allí ceban a toda la colonia, consiguiendo así que las larvas no tengan que moverse mucho para alimentarse.

Es un enemigo silencioso y oculto, por lo que se recomienda estar muy atento. Si se observan una especie de hormigas aladas o si vemos pequeñas virutas de madera en el suelo conviene estar alerta, porque son dos indicadores de que una plaga se encuentra allí.

Para buscar más información hemos llamado a la puerta de la empresa arandina Deproal, especialista en el control de plagas. Su gerente Mario Redondo certifica que es cierto, que la invasión de termitas está aumentando considerablemente en la Ribera del Duero últimamente. Los datos así lo indican, “Si en 2019 realizamos diez tratamientos en todo el año, en los tres meses de 2021 ya hemos realizado quince”, comenta, añadiendo que no afecta a ninguna zona en concreto, sino que los casos se dan en todas las localidades.

Y muchas veces el problema se convierte en grave porque la llamada de los propietarios de la vivienda o merendero se hace a los profesionales cuando el problema está muy avanzado. “En muchos casos primero prefieren actuar ellos y cuando llegamos el daño se ha extendido”, explica Redondo, asegurando que se trata de una de las plagas más complicadas de eliminar.

“De todas formas no queremos alarmar, ya que aún siendo grave el problema contamos con sistemas muy eficaces para su tratamiento y con muchas garantías de eliminar la colonia”. “Podemos salvar la madera, desde luego”, termina diciendo.

Imagen: Marco dañado por las termitas./ Twitter David Mora del Pozo @expertotermitas