UGT defiende el recurso contra la oferta de empleo pública

Aseguran que el Ayuntamiento no ha querido llegar a acuerdos y que ha utilizado el proceso "para hacer una plantilla de personal a su medida"

06/04/2021 8:52 | Begoña Cisneros

A través de un comunicado de su comisión ejecutiva, el sindicato UGT formado por los trabajadores del Ayuntamiento de Aranda de Duero acusa a la administración local de “prepotencia y arrogancia” durante la negociación colectiva. Aseguran que este proceso se ha realizado “como mero trámite para llegar a sus objetivos, sin voluntad de llegar a acuerdos,  imponiendo su voluntad y haciendo oídos sordos de las demandas de los trabajadores, en un acto de irresponsabilidad manifiesta”. Entienden que es el equipo de gobierno el que debería rendir cuentas sobre el hecho de haber aprobado una Oferta de Empleo Pública, la de 2020, sin variar en lo más mínimo a la primera que presentó.

Precisamente el recurso contencioso administrativo que ha presentado este sindicato contra esa oferta de empleo público viene avalada al hecho, entienden, de que va “en contra de los intereses de sus trabajadores y vulnerando sus derechos” y que el informe técnico es contrario a la legislación vigente.

Advierten al Ayuntamiento que con el recurso presentado se están defendiendo los derechos de los trabajadores, “frente a una Administración que ha dejado claro que entre sus prioridades no está la estabilización de los actuales trabajadores del Ayuntamiento de Aranda de Duero, sino más bien utilizar este proceso para hacer una plantilla de personal a su medida”.

No entienden cómo el Ayuntamiento “en lugar de cumplir con su obligación y dar solución a los problemas reales de carencia de personal, que por otro lado se han generado por una política de personal centrada durante años en la inacción”, culpe “de sus desmanes” a los representantes de los trabajadores presentándolos ante la opinión pública como los artífices de lo que ocurre. “En las Mesas de Negociación siempre se ha estado de acuerdo en ofertar las plazas o puestos no ocupados, al fin y al cabo son los trabajadores los más interesados en acabar con la situación de sobrecarga que hay en muchos departamentos y secciones”, defienden.

Critican que el equipo de gobierno esté utilizando la coyuntura actual para “amenazar con eliminar servicios municipales que se están prestando a los ciudadanos, que son necesarios y que curiosamente no se encuentran entre los afectados por la falta de personal”.  Esto pone en evidencia, prosiguen, “que el equipo de gobierno no busca una solución al problema sino castigar y represaliar a los trabajadores”.

“También amenazan con externalizar los servicios municipales que no cuentan con personal suficiente. Nos preguntamos igualmente si se trata de una solución o una estrategia de privatización”, abogan, entendiendo que la actitud política “supone una amenaza” para trabajadores como también para los ciudadanos.

 

Un desacuerdo anunciado

Desde UGT aseguran que en las mesas de negociación todos los representantes de los trabajadores de todos los sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Aranda de Duero, manifestaron estar en total desacuerdo con las Bases Generales de Estabilización y Consolidación y la Oferta de Empleo Público de 2020.

En el caso de las Bases Generales de Estabilización y Consolidación “porque de estabilización y consolidación tan sólo tienen el nombre”, ya que entienden que se trata de un concurso oposición ordinario, donde los años de experiencia en el Ayuntamiento no cuentan si no se supera la oposición. “Y existen dudas razonables entre los trabajadores de que esto sea posible, cuando las pruebas no son objetivas, fundamentalmente la prueba práctica que queda al arbitrio e interés de quien elabora dicha prueba”, apuntan.

En cuanto a la Oferta de Empleo Pública para 2020, el principal desencuentro fue la inclusión de puestos que están actualmente ocupados por trabajadores con una antigüedad en algunos casos de más de 30 años. Aseguran que se trata de trabajadores que, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, se encuentran en abuso de temporalidad. De hecho, explican se ha exigido al Estado Español sancionar a la administración responsable y resarcir a los trabajadores víctimas de este abuso.

Los representantes sindicales pidieron  al Ayuntamiento de Aranda de Duero que, como han hecho otras administraciones, se paralizase este proceso hasta conocerse la respuesta del Estado Español “y evitar así un proceso que puede anticiparse a los acontecimientos y tener un coste irreparable para los trabajadores y el propio Ayuntamiento en términos de despidos e indemnizaciones, como ya había sucedido con el despido reciente de la compañera Letrada Urbanista”. “Aun así esta petición fue rechazada”, señalan.

Del mismo modo se les indicó que la Oferta de Empleo Pública no respetaba la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017 y 2018, y demás normativa que ha seguido ratificando la obligación de las entidades locales de aplicar la tasa de reposición en sus Ofertas de Empleo Público. Tampoco el Estatuto del Empleado Público al no incluir en la oferta ordinaria todas las plazas ocupadas por personal interino, además de no ser ésta conforme con la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Aranda de Duero.

“Ante la negativa del Ayuntamiento de Aranda de Duero de incorporar las propuestas hechas por los sindicatos, se convocó a una Asamblea General a todos los trabajadores, donde propusieron y pidieron que se tomaran medidas, entre ellas la de impugnar las Bases de Estabilización y Consolidación y la Oferta de Empleo Pública de 2020, si ésta se aprobaba en los términos indicados”, defienden. Algo que han llevado a cabo.