La Escuela Infantil municipal de Aranda logra un galardón por su proyecto educativo en torno al arte

La iniciativa ‘Desde el otro lado del cuadro' busca aproximar a los pequeños a los grandes pintores a través de sus obras

31/05/2021 11:33 | DR

Van Gogh, Da Vinci, Miró o Monet son sólo algunos de los protagonistas del proyecto educativo ‘Desde el otro lado del cuadro’, desarrollado en la Escuela Infantil Municipal de Aranda de Duero durante este curso, un proyecto que ha conseguido una mención especial en el prestigioso VI Premio Escuela Infantil.

La gala de entrega de estos galardones, tan importantes para el sector, se celebró de forma telemática debido a la pandemia, lo que no impidió a Noelia García Esteban, tutora del aula de dos a tres años del centro arandino, conectarse desde su domicilio para recibir el reconocimiento a su labor.

“Esta mención en su chute de adrenalina y una gran motivación para seguir trabajando. Ver que lo que hago sirve para que otros compañeros lo apliquen en el aula y para que los niños aprendan de una forma más divertida es un regalo”, asegura García. “El proyecto ha llegado a los más pequeños, lo han disfrutado y le están sacando mucho jugo, lo que es muy gratificante”, añade.

La iniciativa premiada se basa en la importancia del arte en el proceso educativo y en el desarrollo de los más pequeños ya que estimula el aprendizaje. Actividades como pintar, picar, estampar o rasgar son acciones imprescindibles para la mejora de la percepción, la motricidad fina o la interacción social.

Por ello, el proyecto busca que los alumnos se aproximen a grandes pintores, a sus obras y al arte en general desde la contemplación, el diálogo y la expresión propia. De este modo, y mediante actividades adaptadas a su edad, aprenden sobre la vida de los artistas, sus lugares de origen y piezas más destacadas mientras realizan sus propias producciones.

Así, desde que comenzó el curso cada mes se ha dedicado a una obra y ya han trabajado sobre ‘La noche estrellada’, ‘El dormitorio en Arles’ o ‘Los girasoles’ de Van Gogh; ‘La Gioconda’ de Leonardo Da Vinci; ‘El grito’ de Edward Munch; ‘El oro del azul’ de Miró; ‘Gran Vía’ de Antonio López y ‘Campo de Amapolas’ de Monet. Estos cuadros les han servido para aprender sobre botánica, expresiones y emociones,  matemáticas o percepción espacial.

Actualmente están centrados en ‘Barcos en reposo’ de Paul Klee para repasar las formas geométricas y los colores y ya se está pensando en los siguientes pasos, como la implicación de las familias para la realización de un bodegón como los de Cezanne o la visita virtual a uno de los principales museos de nuestro país.

La Gioconda de Da Vinci ha servido para trabajar las emociones en el aula. / DR