Ayudas para paliar la pérdida de ingresos en materia de conciliación

La Junta lanza dos líneas de ayudad y las bases ya están publicadas

07/06/2021 12:04 | DR

El Boletín oficial de Castilla y León publica hoy la convocatoria de ayudas lanzadas por la Junta para facilitar la conciliación a través de reducciones de jornada y excedencias. Así, los progenitores que necesiten un ‘respiro’ laboral para atender a sus hijos, personas con discapacidad o familiares enfermos podrán optar a subvenciones de hasta 1.500 euros dentro del Plan Familias. Una compensación económica por la pérdida de ingresos.

A la línea de subvenciones orientada a apoyar la minoración de la jornada de trabajo pueden optar los trabajadores responsables del cuidado directo de un menor de 12 años o de una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida o de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo.

Para acogerse a estas ayudas es requisito imprescindible que la reducción de la jornada sea al menos del 40 % –sobre una jornada completa o parcial, siempre que ésta sea equivalente a la mitad de una ordinaria de 40 horas– y se ejercite con una duración mínima de seis meses de forma ininterrumpida, salvo por causas no imputables al trabajador. Debe haberse disfrutado en el periodo comprendido entre el 1 de septiembre de 2020 y el 31 de julio de 2021.

La cuantía individual de la subvención puede alcanzar hasta 1.500 euros –en el caso de reducciones sobre jornada a tiempo completo durante seis meses–, que se incrementarán en 1.000 euros adicionales en los casos de familias numerosas, monoparentales o de acogida.

Por su parte, las ayudas para facilitar las excedencias están dirigidas, con carácter general, a los trabajadores que precisen interrumpir sus funciones profesionales para atender a hijos menores de tres años –siempre y cuando se realice consecutivamente, por ambos progenitores, adoptantes o acogedores, o se ejercite el derecho por uno de ellos si se trata de una familia monoparental–, así como para cuidar de un familiar de primer grado de consanguinidad o afinidad.

Con carácter específico, estos incentivos están disponibles también para trabajadores que sean víctimas del terrorismo o de la violencia de género y progenitores que atiendan a un hijo menor de 18 años, si tiene reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 % o padece alguna enfermedad grave que implique ingreso hospitalario.

Para ser beneficiario de estas ayudas, es necesario que las excedencias se hayan disfrutado entre el 1 de septiembre de 2020 y el 31 de julio de 2021, por un periodo mínimo ininterrumpido de tres meses por ambos padres (mes y medio cada uno) o por la persona responsable de la unidad familiar si ésta es monoparental.