La vuelta del ocio nocturno, una alegría para muchos y un sufrimiento para otros

La Policía local intensifica su presencia en la vía pública, sin incidencias durante el fin de semana

14/06/2021 10:49 | Begoña Cisneros

Si algo positivo se había dado durante el confinamiento y el cierre nocturno de los establecimientos hosteleros y de ocio era la posibilidad de descansar por las noches sin que los ruidos perturbasen el sueño de los vecinos. Ahora, la apertura de los locales y la permisión de estar en la vía pública hace que el tiempo se retrotraiga y regresen los problemas del pasado. los ruidos y aglomeraciones, que se perciben mucho más con la llegada del calor y la casi obligación de tener las ventanas abiertas para que entre un poco de aire fresco.

Señalan desde la policía local que es algo que tenían previsto. “Tras quince meses sin salir con el cambio de nivel se ha notado más presencia de personas en la vía pública, pero no más que antes de la pandemia”, cuentan.

Así, aseguran que se ha intensificado la presencia policial en las calles, pero sin incidencias destacables durante el fin de semana. La zona de Santa María, Barrio Nuevo y la calle Hospicio son las que en Aranda los vecinos tienen que sufrir más los ruidos nocturnos de ocio. “La gente se aglomera por edades y grupos afines, pero es algo generalizado en diferentes sitios de Aranda”, señalan. No ocurrió lo mismo el fin de semana anterior donde la coincidencia con las fechas en las que se tenía que haber celebrado la concentración motera ocasionó un aumento de motos y quads en la vía pública, abriéndose varios expedientes.

Y aunque a la redacción de DR han llegado quejas de dos vecinos: uno de Barrio Nuevo y otro de Hospicio, expresando su malestar por la aglomeración de personas y ruido desde la vía pública o desde los locales, lo cierto es que a la Policía local esas denuncias no se han dirigido. “Sólo hemos tenido una llamada por aglomeración de gente y cuando llegamos se dispersaron”, apuntan. Eso sí, se ha abierto un expediente a un establecimiento por no cumplir la hora de cierre.

En Barrio Nuevo, el fin de semana ha llegado con un acto vandálico, la rotura de los buzones de un portal. “¿Vosotros veis normal la ley de silencio que tenéis los medios de comunicación y la policía que no hace nada?”, pregunta un vecino, que lanza su queja en un punto muy específico de Aranda, el de la calle Barrio Nuevo. “No hay quien pase por esa calle, eso es un foco de contagio”, termina expresando enfadado el vecino.