Más demora para la piscina cubierta

La licitación para valorar las mejoras no incluye las que ya se hicieron y el proceso se echa para atrás

17/06/2021 14:19 | Begoña Cisneros

La licitación para que una empresa valore los arreglos que hay que efectuar en la piscina cubierta municipal de Aranda de Duero se va al traste. Si este miércoles finalizaba el plazo para que las empresas presentasen sus ofertas para elaborar el trabajo la realidad es que nadie se presentó, pero es que además se suma un error que ha llevado a la paralización del procedimiento: el hecho de que la licitación no incluye aquellos arreglos que Prado Sport, la actual adjudicataria, ha realizado este tiempo.

Una visita realizada por una técnica municipal a las instalaciones ponía de manifiesto este importante error. No se habían puesto en contacto desde el Ayuntamiento con la actual adjudicataria para listar las necesidades y por tanto el documento incluía aquellas deficiencias antiguas que ya no existen.

 

Otra vez, mala gestión municipal

El primer grupo municipal que ha criticado públicamente esta situación es el del PSOE, que lamenta este error y “que va a suponer un retraso añadido al desastre que ya supone el cierre de las instalaciones a final de mes”. Hay que recordar que Prado Sport ya anunció hace más de un año que no seguiría gestionando las instalaciones con la finalización del contrato el 30 de junio.

No entienden los socialistas que desde el equipo se haya hecho caso omiso del técnico de Deportes que en el mes de diciembre “ya informó que era necesaria la visita a las instalaciones por parte del Ayuntamiento”.

Una mala gestión, prosiguen desde el grupo mayoritario de la oposición, “que comenzó en la Concejalía de Deporte, se extiende, y afecta también a la Concejalía de Servicios y a la Concejalía de Contratación y es una muestra más de la falta de liderazgo y proyecto”. Por ello piden “que se asuman responsabilidades políticas por esta mala gestión que no deja de empeorar cada día”.

Y piden nuevamente que se busque una salida para que estas instalaciones no cierren sus puertas mientras no comiencen las obras.