Iba a 215 kilómetros por hora pero queda absuelto

La imagen tomada por la Guardia Civil no distingue a la persona que iba conduciendo

21/06/2021 8:34 | DR

La Justicia no ha podido acusar al conductor de un vehículo que fue fotografiado por la Guardia Civil de Tráfico cuando circulaba a 215 kilómetros por hora en la Autovía del Norte (A-1) a su paso por Aranda. Y es que, pese a contar con la imagen, en ella no se puede conocer quién es la persona que estaba conduciendo el coche porque no se distinguía.

Ha sido el Juzgado de lo Penal número 3 de Burgos el que ha absuelto finalmente al conductor debido a que no se podía acreditar quién se encontraba al volante del vehículo. Un caso que ha llevado el despacho de abogados Aboga2 y que ha dado a conocer indicando que el juez se ha basado en el principio de presunción de inocencia.

Se indica en la sentencia que no existen medios de prueba de cargo. Ni testificales, ni documentales ni de otra naturaleza, que relacionen al acusado con la comisión de los hechos enjuiciados. Y aunque señala que sí que existe la fotografía y que en esta se refleja que el cocha iba a  215 kilómetros por hora, el testimonio del agente que efectuó la fotografía deja claro que no se podía determinar quien conducía el vehículo en el momento de la infracción.

"No se niega ni descarta que el acusado pueda ser autor de los hechos denunciados, pero se entiende que no existe prueba objetiva suficiente de lo anterior", apunta el fallo.