Tras la aprobación definitiva de la ordenanza de veladores ahora queda cumplirla

El impuesto de las obras del colegio Castilla tendrá bonificación

25/06/2021 8:12 | Begoña Cisneros

Con los votos a favor de los concejales arandinos, a excepción de los dos de Podemos y de los dos no adscritos que se abstuvieron, el Pleno ordinario correspondiente al mes de junio en el Ayuntamiento de Aranda de Duero aprobaba de forma definitiva la ordenanza de veladores que se aprobaba inicialmente en el mes de marzo con la inclusión de algunas de las alegaciones presentadas. La normativa está a punto entonces de ser publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, tal y como va a quedar definitivamente dejando claro qué cosas se permiten y cómo se permiten; pero lo importante, coinciden todos los grupos políticos, es que se cumpla.

Precisamente pidiendo ese cumplimiento iniciaba su ponencia el concejal de Urbanismo, Alfonso Sanz. “Se han tenido en cuenta las aportaciones de los afectados y de los vecinos, ahora el cumplimiento de la ordenanza es una meta, no queda más remedio que empezar ahora con el cumplimiento más firme para buscar un equilibrio de todos, de ellos y del resto de la población prevaleciendo el uso público  y la accesibilidad”, manifestaba.

La ordenanza definitiva tiene en cuenta bastantes de las alegaciones que se han presentado como la recogida de toldos móviles a dos aguas, la altura de las mamparas que se queda en 1,65 metros, la separación mínima a fachadas o soportales de 4 metros, la simplificación administrativa o el respeto al acceso de los locales.

 

Bonificación a las obras del colegio Castilla

En la sesión se aprobaba por unanimidad la bonificación en un 90% del impuesto de construcción a la Junta de Castilla y León para la realización de las obras que llevará a cabo en el colegio público Castilla de Aranda de Duero. Unas intervenciones que constarán en la construcción de una escalera de emergencia y de un hueco para instalar el ascensor. La razón para esta bonificación es que se trata de un edificio de propiedad municipal, de interés público y dedicado a la educación pública. La petición llegaba de manos de la concejala del PSOE Laura Jorge: “Tendríamos que pedir a la Junta que pusiese ascensores en todos los colegios”.

 

Modificaciones económicas

En el ámbito económico se aprobaba la modificación plurianual dineraria para poder licitar las obras de reurbanización en la avenida de Castilla que contengan la actualización de precios.

Del mismo modo se aprobaba un reconocimiento extrajudicial de crédito, el primero de este año. Son 331.596 euros los que se utilizan para pagar facturas retrasadas de 2020 que no pudieron ser abonadas antes de finalizar el año bien porque se entregaron tarde o porque se requerían algunos trámites. Se trata, explicaba la concejala de Hacienda Elia Salinero del 1% del presupuesto municipal. “Aunque todo es mejorable y sería deseable que las facturas llegasen a tiempo por parte de los proveedores y se tramitasen con agilidad, no es una cantidad desorbitada”, afirmaba. De los 331.596 euros un 60% tendrá consignación con cargo al presupuesto de 2020, siendo sólo necesario que un 40% se tenga que financiar con el remanente de tesorería.

En el pleno también se dio el visto bueno a la revisión de precios en el pago a la empresa Aqualia por la gestión de la depuradora municipal, una variación que únicamente se adapta al IPC.