Buscando el compromiso de los bancos en la atención personal

El Ayuntamiento intentará que las entidades de Aranda ayuden a minimizar la brecha digital bancaria

30/06/2021 8:56 | Begoña Cisneros

Aunque aún no se sabe de qué forma se hará y cómo se trasladará al papel, de momento el Consistorio arandino ha tomado una decisión: negociar con las entidades bancarias con las que el Ayuntamiento mantiene una relación contractual para que implanten un servicio de atención personal cotidiana para aquellos ciudadanos que no operen con la banca online.

La decisión va más allá y, en caso de que los bancos no atiendan a esta petición municipal, se trabajará para que las próximas licitaciones de los servicios bancarios incluyan en sus pliegos una cláusula social para que incrementen su plantilla con el fin de atender de forma personal y cotidiana a estas personas.

Es el contenido de la moción que presentaba el grupo municipal de VOX en el último Pleno arandino, pretendiendo con ella minimizar el perjuicio social de la brecha digital en la población más vulnerable que no dispone de medios o de conocimiento para operar online con los bancos. Una situación que perjudica notablemente a las personas mayores, que se ven afectados además por los reducidos horarios de caja, la reducción del personal de atención al cliente y le reducción circunstancial de los aforos debido a la pandemia.

Piensan desde VOX que el Ayuntamiento puede actuar para requerir a los bancos la prestación de un servicio especial para las personas que no tienen acceso a la banca online. Un Ayuntamiento que permite pagar los recibos a través de las entidades, generando en estas un beneficio financiero y la posible captación de nuevos clientes. Y la Ley de Contratos del Sector Público, advierten, prevé la introducción de “cláusulas sociales” en sus pliegos de condiciones y consiguientes contratos. “Pidiendo la contratación de un mayor número de personas por la entidad bancaria, para que lleven a cabo una atención personal a los ciudadanos que no operen por vía telemática, el ayuntamiento estaría implementando una política social de protección a un sector de la población más débil a través de sus contratos”, explicaban los concejales de VOX.

Apoyando a esta agrupación dieron su voto favorable los grupos del PP, PSOE y C’s. Se abstuvieron el resto de concejales.

“Nos gusta la filosofía de la moción aunque sabemos que las posibilidades son pocas”, argumentaba el concejal de Ciudadanos Fernando Chico. “Todo lo que pueda ser poner un granito de arena para ayudar deberíamos intentarlo aunque es difícil”, coincidía desde el PP Emilio Berzosa. Por su parte Amparo Simón, desde el PSOE daba a conocer que en la provincia de Burgos “se prevé el despido de 34 trabajadores de una sola entidad”.

En el lado de las abstenciones Podemos se posicionaba de acuerdo en el trasfondo, aunque lo tachaba de “muy genérico” y despertando “dudas en cómo llevarlo a cabo”. Los concejales no adscritos no lo veían viable y desde IU se duda de que el Ayuntamiento tenga la capacidad para paliar este problema con las entidades.