La quinta ola llega a Aranda y los jóvenes son los mayores contagiados

En una semana se multiplican por cinco los contagios por COVID

08/07/2021 10:36 | Begoña Cisneros

El comienzo de julio no está siendo muy bueno en cuento a contagios se refiere y los datos muestran que la denominada quinta ola está afectando a la comarca ribereña, con trece municipios en riesgo muy alto. Y son los jóvenes los más afectados, ya que un tercio de esos contagios se han producido en menores de 30 años. Y son los que se encuentran entre los 20 y los 30 años los más perjudicados.

Sólo en esta última semana se han producido los mismos contagios que se contabilizaban en todo el mes de mayo y aunque lo cierto es que no están causando tantos estragos, los servicios de salud se muestran preocupados por la incidencia.

Así, en los últimos siete días han sido 131 los contagios que se han detectado en la comarca ribereña, siendo Aranda de Duero la zona más perjudicada con 94 contagios (42 en el área norte y 52 en el sur). Pero le siguen las zonas básicas de Roa y Huerta de Rey, con 13 contagios más cada una, y la de Rural con 11 positivos que se añaden en la semana.

Estos resultados arrojan un mapa teñido de rojo en la comarca, siendo trece los municipios que se encuentran en un riesgo muy alto de contagios: Aranda de Duero, Villalba de Duero, Fuentespina, Campillo de Aranda, Milagros, Vadocondes, La Vid y Barrios, Huerta de Rey, Arauzo de Salce, Roa, La Horra, Tórtoles de Esgueva y Torresandino.

La incidencia sube en Aranda, pasando de los 102/60 contagios por cada 100.000 habitantes (en los últimos 14 días/ en los últimos 7 días) de la semana anterior a los 319/259 de esta. Pero también sube en Roa de forma importante, porque si hace una semana no había datos por la escasa incidencia hoy se pasa a los 230/230. Es decir, que todos los contagios se han producido en los últimos 7 días.

En la provincia de Burgos la incidencia también sube de los 104/71 a los 496/421, siendo la segunda provincia de Castilla y León con una incidencia más alta, por detrás de Zamora. Y en Castilla y León la incidencia media se sitúa en los 337/279 contagios por cada 100.000 habitantes cuando hace una semana era de 84/54.

Así las cosas, si algo de positivo tiene la situación es que no aumentan en relación a los contagios los ingresos por coronavirus. El hospital Santos Reyes de Aranda de Duero continúa con dos pacientes hospitalizados desde el pasado viernes: una mujer de 84 años que entró para ser intervenida a la que se descubrió que era positivo y una mujer de 77 años. Las dos son de Aranda y cuentan con las dos dosis de la vacuna.

Por su parte, en el HUBU hay cuatro ribereños ingresados: en planta se encuentran un hombre y una mujer de 54 y 77 años respectivamente de Huerta de Rey. El primero de ellos cuenta con una dosis de la vacuna. La segunda no ha sido vacunada. Y en la UCI continúan el varón de 67 años, no vacunado, y la mujer de 54 con una dosis puesta. Ambos son de Aranda de Duero.

 

Suspendidas las visitas a una residencia arandina por un positivo

Precisamente una de las personas que ingresaba en el Santos Reyes provenía de una residencia de Aranda. Tras conocer la noticia, el pasado sábado se realizaron 108 test de antígenos a los residentes y a los trabajadores directamente relacionados con el caso y todas las pruebas dieron negativas.

El lunes volvieron a repetirse las pruebas con un resultado negativo, algo que se hará de nuevo el lunes 16 de julio. Mientras tanto, las visitas y salidas han quedado suspendidas.