Vuelve a suceder

Nuevamente los bomberos de Aranda se ven obligados a dejar a medias un servicio para acudir a otro

19/07/2021 9:09 | Begoña Cisneros

Comienza a ser algo habitual que los bomberos municipales de Aranda se vean obligados a dejar sin finalizar un servicio para atender otro más urgente. Si el pasado 11 de julio tuvieron que dejar a medias un incendio en una vivienda sin ocupantes para atender otro fuego que se producía en un piso con ocupantes en el centro de Aranda, han hecho falta tan sólo cinco días para que suceda algo parecido.

Ha sido este sábado, cuando la única dotación existente del parque arandino era activada para acudir a una fuga de agua que se estaba produciendo en una vivienda del barrio de Santa catalina a las tres de la madrugada. Acudieron al lugar para localizar esta fuga, pero entre tanto fueron requeridos para atender el incendio de un cultivo que se estaba produciendo en el camino Chelva, cerca del kilómetro 113 de la A-11.

Así las cosas, los profesionales se vieron obligados a acudir al incendio con una demora de 20 minutos y con un camión que no era el adecuado, una bomba urbana que llegaba a un incendio de cultivo donde se quemó más de una hectárea de cereal y en un servicio en el que el camión se quedó atascado en varias ocasiones, al no ser apto para acudir al campo.

Una vez extinguido el incendio, a las 5 de la mañana, los bomberos pudieron regresar a la vivienda para proceder a localizar la fuga y cortando el agua. Ello provocó que durante dos horas más el agua estuviese saliendo sin poder ser cortada.

Los representantes de los bomberos siguen tachando como “nefasta” la gestión de este servicio por parte del Ayuntamiento de Aranda de Duero, con un servicio municipal que únicamente funciona con una dotación, por la falta de un retén de bomberos que ha estado funcionando durante dos décadas en la ciudad. “La población de Aranda y la Ribera no se merecen estos gestores públicos”, critican los bomberos, defendiendo un servicio público de calidad.

 

Más incendios

Al incendio del pasado sábado de madrugada se unen dos incendios forestales en los últimos días. El pasado jueves ardían 8 hectáreas de cereal en el término municipal de Valdezate en un fuego que tardó cuatro horas en extinguirse.

Y este sábado ocurría lo mismo en Caleruega, donde 2,6 hectáreas de rastrojo de cereal eran pasto del fuego que se originó minutos antes de las siete de la tarde. Para apagarlo se trabajó durante más de una hora.