Objetivo: Tener aprobado el PGOU de Aranda en el mes de septiembre

La resolución a las alegaciones del equipo redactor ya está entregada y los grupos municipales ya cuentan con ella

20/07/2021 13:04 | Begoña Cisneros

El objetivo del equipo de gobierno es conseguir que en el mes de septiembre pueda celebrarse el pleno donde se aprobará de forma provisional el Plan general de Ordenación Urbana para el municipio de Aranda de Duero, un PGOU que lleva sin revisarse desde hace dos décadas.

Para lograrlo desde la concejalía de Urbanismo se ha hecho entrega a los grupos municipales del documento elaborado por el equipo redactor que da respuesta a las 120 alegaciones que se han presentado a este plan. “Nuestros técnicos tienen que revisarlo, pero queremos ir adelantando e trabajo y por eso les hemos aportado el documento”, explica su responsable, el concejal Alfonso Sanz.

Sanz incide en que con estas alegaciones, que en su gran mayoría han sido aceptadas o estimadas en parte por el equipo redactor, se ha conseguido convertir un proyecto técnico en un proyecto ciudadano, ya que son ellos a título particular o a través de colectivos los que han aportado sus ideas de modificaciones y sugerencias.

Con este nuevo PGOU se quiere contar con un documento que sirva para el desarrollo de un proyecto de ciudad para los próximos veinte años, logrando, por fin y después de mucha tardanza, desbloquear nuevos proyectos constructivos que no pueden seguir adelante con un PGOU, el que rige en estos momentos, que data del año 2000.

Mientras que el 85% de las alegaciones se basan en zonas de Aranda, un 5% se refieren al barrio de Sinovas y un 10% a la pedanía de La Aguilera.

Las resoluciones del equipo redactor a las alegaciones están hechas. Ahora queda el trabajo de los técnicos municipales y, a continuación, el de los políticos que son los que finalmente tendrán que decidir. Aunque teniendo en cuenta que en su gran mayoría los recursos presentados no dependen de la opción política, sino que se refieren a cuestiones técnicas y muy puntuales, no se vislumbra que la última parte se extienda en el tiempo.

 Una vez aprobado provisionalmente, el documento se enviará a la Junta de Castilla y León desde donde se deberá aprobar de forma definitiva.