Cierran las piscinas de verano sin visos de poder contar con la cubierta

La Concejalía descarta gestionar la piscina hasta el inicio de la obras

01/09/2021 11:50 | Begoña Cisneros

Será este domingo 5 de septiembre cuando finalice el periodo estival en Aranda de Duero en lo que a piscinas al aire libre se refiere. Las instalaciones de La Calabaza y Acapulco que abrían sus puertas a finales de junio dan por concluida la época de baño, coincidiendo con la bajada de temperaturas.

Así que las miradas de los amantes del ejercicio de la natación están puestas ahora en la piscina cubierta municipal, que cerraba sus puertas el pasado  30 de junio con la finalización del contrato que el Ayuntamiento tenía con la adjudicataria Prado Sport. Las perspectivas no son demasiado buenas. En estos momentos se está evaluando la adjudicación de los trabajos de asistencia técnica para la redacción del proyecto de reforma. Una vez elegida la empresa que se hará cargo de ello y que esta haya realizado el trabajo se tendrán que licitar las obras que deberán llevarse a cabo.

Por tanto, todavía pasarán muchos meses, presumiblemente más de un año, para que los arandinos podamos nadar en las calles de la piscina cubierta. Y aunque algunas voces hablaban de una presunta apertura, mientras que comenzaban las obras, a cargo del Ayuntamiento, es algo que descarta el concejal de Deportes, Carlos Fernández. El motivo está claro: “no tenemos personal para ello en estos momentos”, explica.

Un área municipal que en estos momentos también sufre carencia de personal. Tras la jubilación de técnico de deportes a principios de año la Concejalía aún está la espera de que llegue la persona que le sustituya. “Los exámenes no son hasta diciembre”, comenta el concejal, que lamenta la sobrecarga de trabajo que existe ahora en la sección que él dirige.