Una apuesta por la agenda local para conseguir ayudas a proyectos municipales

Revalorizar la judería de Aranda y contar con una planta fotovoltaica municipal son algunas de las aspiraciones del Ayuntamiento para los próximos años

08/10/2021 12:51 | Begoña Cisneros

Con la elaboración de una Agenda Urbana para Aranda de Duero, el Ayuntamiento de la localidad pretende conseguir una herramienta necesaria y obligatoria para acceder a las ayudas europeas en los próximos años. Es algo en lo que está trabajando la administración local, que ya ha puesto en marcha la licitación para contratar a una empresa especializada que realice el desarrollo de este documento.

Explica el portavoz del equipo de gobierno, Emilio Berzosa, que una vez adjudicado el contrato, la empresa tendrá que realizar reuniones tanto con el Ayuntamiento como con los colectivos arandinos para saber qué se quiere para Aranda de Duero con unas miras al futuro, en torno a 10 y 15 años. También con los grupos políticos y los técnicos municipales.

Y es importante contar con la Agenda Urbana porque con ella se conseguirá contar con unos planes estratégicos para la ciudad que pueden optar a los fondos de la Unión Europea en aquellos proyectos que vayan dirigidos a energía renovable, digitalización y mejora del comercio y el turismo. “Tenemos que decidir qué zonas se quieren recuperar, porque habrá subvenciones para arreglos de calles o peatonalizaciones”, comenta Berzosa. Precisamente uno de los puntos en los que ha puesto el punto de mira el equipo de gobierno es en la revalorización de la antigua judería de Aranda.

Precisamente para diseñar ese futuro de ciudad, la alcaldesa de Aranda, la concejala de Promoción y el propio Berzosa, junto con técnicos municipales, viajaban la semana pasada a Sevilla para participar en la primera edición del Foro Urbano de España. Un encuentro a nivel nacional sobre desarrollo urbano sostenible donde se promueve el intercambio y la participación hacia un desarrollo urbano estratégico.

“La innovación no es sólo contar con un departamento I+D+I en una empresa privada, los municipios podemos innovar y mucho”, destaca Berzosa señalando que es la Agenda Urbana la que tiene que marcar las prioridades.

Y una de las ideas que le gustaría que se convirtiesen en una realidad es contar con una pequeña planta fotovoltaica para el abastecimiento del alumbrado público y de las instalaciones municipales en una ciudad que se gasta 900.000 euros anuales en energía eléctrica. También se quiere que el proyecto vaya más allá y que beneficie a las familias más necesitadas.