Libros y libres

Diez meses sin comprar ejemplares para la lectura, casi dos años con los museos cerrados

26/10/2021 7:06 | SUSANA GUTIÉRREZ

Diez meses sin comprar libros, casi dos años con los museos cerrados. Si es verdad el dicho de que “la cultura es la base y el fundamente de lo que somos”, aquí, mal vamos. Y no por los ciudadanos, que piden y responden a la llamada de la cultura, sino a quiénes han hecho que, gracias a su gestión, no esté colocada en el lugar que se merece. En el Top y no en el último puesto de la fila.

Desde hace meses, no se han comprado nuevos ejemplares para la biblioteca y su personal se ve también privado de otros materiales importantes para desarrollar su trabajo. El argumento de defensa: Se echa la culpa a la adaptación a la nueva ley de contratos del Sector Público y al colapso en el servicio de Contratación. El proceso de adaptación ya se ha hecho la mayor parte de los ayuntamientos del panorama nacional, se supone que no será tan complicado, ni por encima de la capacidad de un Consistorio como el nuestro. Por otro lado, el colapso del departamento de contratación. Vale, a medias. El alto nivel de trabajo se debe a la tardía entrada en vigor de los presupuestos, casi en agosto y seguidamente los remanentes. Y esos diez millones de euros por adjudicar a proyectos de inversiones, que son casi como el cuento de la lechera. Un marketing más que una realidad. Y, o mucho me equivoco, y el año que viene habrá más. Y seremos la ciudad más rica en la previsión de inversiones que nunca se ejecutan,  y la que presenta un estado más deplorable. Porque todo ese dinero del que nos hablan como un triunfo, realmente, es un fracaso, porque, en su mayor parte, son cosas que no se han hecho. Y así nos metemos en un bucle interminable.

A parte del alto nivel de trabajo actual, también y, como siempre, hay una clara cuestión de prioridades, porque hay muchos otros asuntos que no parecen de primera necesidad que sí están saliendo adelante.  Depende de conceptos y  preferencias.  Por lo tanto, vamos a lo de siempre. Hay algunas cosas que interesan más que otras. Y promocionar la lectura, adquirir libros o abrir las puertas de los museos, no están entre ellas.

Y es que entre esas contrataciones pendientes está la atención al público de los museos. Cerrados casi desde hace dos años. Verguenza total cuando un visitantes pregunta por alguno de ellos. Mientras tanto, Turismo, de momento, mantiene cerrados el Muso Casa de las Bolas -Félix Cañada, el Museo de Arte Sacro de San Juan y el Museo del Tren de la Estación Chelva. La nueva fecha de apertura, el mes de diciembre. Y el albergue, el verano que viene. Si por aventurar, que no quede.

PD: Con respecto al titular, nada que ver con el lenguaje inclusivo. Leer nos hace libres.