Raquel Sánchez se compromete a sacar la bateadora de Somosierra

También a rehabilitar el túnel y asegura que se está llevando a cabo un "análisis de viabilidad para la reapertura de la línea"

05/11/2021 21:16 | Begoña Cisneros

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha comprometido una partida de más de 10 millones de euros en los presupuestos generales del Estado para sacar la bateadora que en 2011 se quedó atrapada en el túnel de Somosierra. Un túnel que también será rehabilitado con ese dinero, asegura, aunque deja entrever la necesidad de un estudio previo para realizar esos trabajos.

Son promesas que ha hecho Raquel Sánchez en su visita a la ciudad de Burgos, donde se ha reunido con su alcalde Daniel de la Rosa, que no llegan solas. También anuncia la aprobación del proyecto del tramo de la A-11 “Variante  de Langa de Duero-Variante de Aranda de Duero”, con el objetivo de licitar las obras a finales de 2022 o principios de 2023.

 

La bateadora se sacará a cargo de ADIF

Los trabajos para conseguir llevarse la bateadora del túnel de Robregordo, y así desatascar la línea del Directo, no están contemplados con una partida especial en los presupuestos. Afirma la ministra que el dinero forma parte de una que de carácter general se dota al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) para mantenimiento de la línea.

Eso sí, antes de efectuar los trabajos, advierte Raquel Sánchez, será necesario “que se realice el estudio previo técnico para ver cómo proceder a sacar esa bateadora y cómo tenemos que proceder en la fase de rehabilitación integral”. Y aunque no habla de plazos, se reafirma en que “la idea es poderlo hacer inmediatamente , en un plazo bastante inminente”. El alcalde de Burgos, por su parte, califica el estudio de “proyectito técnico”.

¿Y cuál será el siguiente paso? Esa es una de las preguntas que se le han hecho a la ministra, que incide en que “lo importante hacer esas obras”. Después, prosigue, “habrá que analizar cuáles son las alternativas, habrá que realizar ese diálogo real con todos los agentes sociales, territoriales y económicos implicados para poder decidir las alternativas y la funcionalidad que pueda tener esa vía” porque, aseguran, se está llevando a cabo un “análisis de viabilidad para la reapertura de la línea”.

 

Compromisos con la A-11

Dentro de los principales compromisos adquiridos en materia de infraestructuras, la ministra ha indicado que simultáneamente se están ejecutando obras en cuatro tramos de la Autovía del Duero A-11.

Concretamente, ha señalado que se ha aprobado el proyecto del tramo “Variante de Langa de Duero-Variante de  Aranda de Duero’ que se someterá a información pública en los próximos días. Asimismo, ha matizado que se cuenta con una planificación para el tramo que incluye la licitación de las obras a finales de 2022, principios de 2023.

La titular de Transportes ha indicado que la planificación incluye también el  último  tramo  de  la  A-11  pendiente  en  la  provincia  de  Burgos  de “Conexión de la Variante de Aranda con N-122 en Castrillo de la Vega”, cuyas obras se iniciarán en 2023.