Un decreto con caducidad

Se divide al 50% el complemento de disponibilidad de los policías locales y la plantilla se ve reducida en 3 personas

09/11/2021 11:39 | Begoña Cisneros

La llegada de nuevos policías locales a Aranda de Duero a principios de septiembre se ha notado en las calles de Aranda. Con más agentes, pero también en el bolsillo de estos trabajadores. Cuando la ciudad sufrió una carencia de policías a través de un decreto se aprobaba un suplemento  en la nómina para garantizar la prestación del servicio teniendo en cuenta que aumentaban el número de horas trabajado. Ahora, al haber nuevas incorporaciones, los servicios jurídicos del Ayuntamiento entienden que no ha lugar a continuar pagando este suplemento en el complemento de disponibilidad, que se ha minimizado a la mitad.

Asegura el concejal de Seguridad Ciudadana, Fernando Chico, que ni él ni la propia alcaldesa defienden esta variación, “pero el decreto tenía fecha de caducidad, hasta que se completara la plantilla o hasta que se tuviesen agentes suficientes, como es el caso de ahora”, explica Chico. Por tanto, una vez con un número de agentes con el que se puede dar el servicio, han sido los servicios jurídicos los que han hablado para dar por finalizado el decreto. El resultado: los policías locales llevan desde el 8 de septiembre cobrando un 50% menos de ese complemento. “Personalmente hubiese planteado mantenerlo hasta estabilizar plantilla, porque hemos estado dos años trabajando duro para reflotar la policía y ahora que lo estábamos consiguiendo esto no ayuda”, afirma el edil de Ciudadanos.

 

Tres policías menos

Todo ello en un momento en el que la plantilla de policía local sufre tres bajas. Asegura el político responsable que estas “huídas” no se deben a la bajada del complemento, sino de personas que “ya desde que empezaron a trabajar en Aranda dijeron que su intención era la de acercarse a su lugar de origen”.

En los tres casos se trata de agentes que al mismo tiempo que aprobaron la oposición de Aranda también lo hicieron en la que ofertó el Ayuntamiento de Valladolid. Y ha sido ahora cuando el Ayuntamiento vallisoletano les reclama para incorporarse en su plantilla. “Ellos reconocieron que les gustaba mucho la turnicidad de Aranda, pero reconozco que a nivel económico las características no son muy atractivas”, reconoce Chico.

Y no hay buenas perspectivas. Otros cuatro agentes se han presentado a la oposición conjunta que acaba de sacar la Junta de Castilla y León para ocupar plazas de policía local en varias pobleciones en vistas de aprobar y marcharse.

 

El PSOE afirma que el equipo de gobierno maltrata a los trabajadores

Por su parte, el grupo municipal socialista muestra su preocupación por el nuevo éxodo de policías locales ya formados “en busca de otras ciudades que les reconozcan, valoren y garanticen unas condiciones laborales que en Aranda se les niegan sistemáticamente”.

Aseguran que desde el equipo de gobierno, lejos de tomar las medidas adecuadas para corregir las desigualdades existentes con respecto a otros municipios, las empeoran “quitándoles el complemento de disponibilidad que venían percibiendo y que servía para complementar el bajo salario que perciben”.

Muestran su disconformidad con la retirada del complemento que, aseguran, “se ha hecho sin previo aviso, sin conocimiento de la comisión de Personal y sin posibilidad de negociación alguna cuando lo más lógico hubiese sido completar la plantilla”, manifiesta la concejal socialista Ana Lozano.

Problemas derivados, aseguran desde el PSOE, por la falta de una relación de puestos de trabajo que atañe, no sólo a los policías sino también al resto de trabajadores municipales. "Finalizamos toda la valoración en junio y nos dijeron que para julio iba a estar pero estamos todavía esperando. YY es la solución para muchísimos problemas en el departamento de personal, es imprescindible todo el mundo va a tener sus condiciones fijas y aseguradas", termina diciendo la edil socialista.