Retén sin realidad

El incendio en el polígono nos devolvió a la realidad de falta de medios

23/11/2021 7:04 | SUSANA GUTIÉRREZ

A veces la vorágine del día a día, los cambios de actualidad, echan en el olvido algunos temas importantes… Siguen ahí, latentes. Problemas que no mejoran y se convierten en eternos, pasan a un segundo plano, hasta que algo les hace volver a primer línea. Llevábamos tiempo sin hablar de la ausencia del retén de guardia en el servicio de bomberos. Hasta que ocurre un incendio grave y se vuelve a ser consciente de las circunstancias y carencias que existen.

Las tres naves incendiadas en la madrugada del viernes en la Calle Logroño del Poligono Industrial Allendeduero, tuvieron en jaque a los bomberos y por ende a los propietarios, inquilinos y a la ciudadanía en general. La coincidencia en el cambio de turno fue el comodín que ha dado oxigeno a un nuevo ejemplo de la nefasta gestión municipal. Los efectivos del turno de noche prolongaron su jornada, con la incorporación del turno de mañana. Desde el Ayuntamiento, según testigos presenciales, se les instó a llamar a los bomberos voluntarios de Torresandino y Roa, que también se unieron de apoyo. Así como la ayuda de empresas y otros colectivos de seguridad que apoyaron.

La pena en este asunto es que la suerte que les acompaña a los que nos gobiernan es la suerte de todos, pero están jugando demasiado con el azar y hacen que los ciudadanos tengamos que cruzar los dedos para que la fortuna siga auspiciando su pésima forma de gestionar estos asuntos. Porque de eso depende la seguridad de todos.

Recordar que, desde el 1 de enero no hay servicio de retén de emergencia en el parque de bomberos. En varias ocasiones se han vivido momentos de auténtico peligro, quizás el peor (o uno de los peores), el pasado viernes. De forma airada en estos once meses se argumenta que no se puede firmar un nuevo convenio para que el retén vuelva porque no hay amparo legal y se fía todo a la valoración de puestos de trabajo. Ese documento cuyo nombre está desgastado de hablar tanto de él, pero que lleva lustros sin estar listo y que veremos cómo y cuando puede salir adelante.

Mientras tanto, el Consistorio ni vale para arreglar su casa, ni para reivindicar en las superiores. Se escuda en tirar de bomberos voluntarios, mientras no levanta la voz ante la Junta de Castilla y Léon para que asuma unas competencias que son suyas. Éste es un parque comarcal y no municipal, que da servicio a otras provincias, y debiera ser valorado como tal y tener amparado todo el ámbito territorial con carácter profesional. Pero, a lo mejor si los munícipes piden en Valladolid lo que es lógico y positivo para los ciudadanos, se pueden encontrar con un enfado de los suyos.

El retén de bomberos y otros aspectos en el ámbito de trabajo de los efectivos de extinción de incendios, están pendiente de la valoración de los puestos de trabajo. No son los únicos trabajadores. Hay muchos otros empleados municipales que también se ven afectados por este documento que refleje sus competencias, su  nivel profesional, o los complementos específicos. Entre ellos, los agentes de Policía Local. Ese es un motivo más para la fuga de policías recién incorporados. De los últimos 16, tres ya han obtenido el traslado y otros cuatro lo están esperando. No solo depende de eso, pero si además de otros factores, el sueldo es más bajo que en el resto de ciudades similares, se convierte es un aliciente más para cambiar de plaza.

De momento, la nueva fecha para tener listo el borrador definitivo de la valoración de puestos de trabajo es en diciembre, de este año, preciso por si acaso. Por lo tanto, el mes que viene. El tiempo dirá

 

Foto: Esteban Saeta