ASEBOR niega las acusaciones de los productores en Ribera del Duero

Recuerda que las bodegas aportan un 75% del presupuesto del Consejo cuando tienen un 50% de representación

26/11/2021 13:45 | Begoña Cisneros

Lo que en principio se prometía como unas elecciones tranquilas, en la fase final de los comicios a las vocalías del Consejo regulador Ribera del Duero los ánimos se van calentando. La sección de productores comenzaba a poner la leña ayer arremetiendo contra los bodegueros, acusándoles de haber actuado con prepotencia en los últimos meses. Desde el lado opuesto contestan ahora asegurando que el Pleno “nunca ha tenido que imponer su mayoría”.

ASEBOR, -“contendiente” de la candidatura presentada por ASAJA, URCACYL, UCCL y la Asociación de Viticultores de la Ribera del Duero-, asegura que el consenso existe, y a través de una nota de prensa puntualiza que “el Pleno, en el que también estaban representadas las organizaciones ASAJA y URCACYL, nunca ha tenido que imponer su mayoría. Todos los acuerdos se han adoptado por unanimidad a excepción de la propuesta de ASAJA sobre las plantaciones, donde ni siquiera se nos dio la oportunidad de ser escuchados”. Para ASEBOR la intención de esta organización agraria estaba clara: “llegar a estas elecciones con un discurso victimista”.

Advierte que la propuesta lanzada por Asaja y Urcacyl, de sólo crecer 100 hectáreas por concesión administrativa, “se contradice con su idea de acompasar el crecimiento a unas ventas”. Y es que, aseguran observando los datos, “las ventas avanzan a mayor ritmo, superando ya en un 10% las cifras de 2019”. También contradice, prosiguen, a la propuesta de UCCL desde 2016 “para que se prohíba toda plantación en la Ribera de Duero”.

Advierten que “nunca ha habido tanta comunicación entre el Consejo y los operadores” y se muestran sorprendidos ante la crítica de “falta de transparencia”. “Sorprende que nos acusen de falta de transparencia cuando los vocales de las asociaciones antes citadas no lo han manifestado en todos estos años. Es además injusto porque nunca antes se habían puesto tantos datos a disposición de todos, ni se han abierto todas las acciones de promoción del Consejo a todas las bodegas que han querido participar”, señalan.

Tampoco entienden que desde el lado de los productores se exijan cambios de estratos en las elecciones “cuando el 75% del presupuesto del Consejo lo aporta el sector elaborador, teniendo un 50% de representación”.