Los contagios siguen en aumento, con 106 más en la última semana

Tras seis semanas con 15 fallecidos durante esta última no se suman muertes

10/12/2021 10:10 | Begoña Cisneros

Los contagios continúan subiendo en la comarca ribereña y cada vez lo hacen de forma más acusada. Tras seis semanas aumentando las personas infectadas y una semana, la pasada, que nos hizo presagiar un leve descenso con diez menos que la anterior, lo cierto es que los datos correspondientes a esta semana no son tan halagüeños, con 106 contagios más que se suman. En la parte positiva, no ha habido que lamentar ningún fallecimiento.

Los últimos datos aportados por la Junta de Castilla y León indican que de los 106 nuevos contagios producidos, es en Aranda donde más ha habido sumando 73 de ellos. El resto se han producido en la zona básica de Roa de Duero (28) y en la de Rural (5), sin detectarse ninguno de la zona de Huerta de Rey.

Así, Aranda de Duero suma en incidencia alcanzando los 361 contagios en los últimos catorce días por cada 100.000 habitantes, de los cuales 204 se han producido en la última semana (361/204). Lo que le lleva a teñir el mapa de rojo con un nivel de riesgo muy alto.

Roa de Duero baja en incidencia pasando de los 969/323 de hace una semana a los 738/369 de esta última. Aún así continúa con un riesgo muy alto al igual que las localidades cercanas de Sotillo de la Ribera, Hoyales de Roa y Valdezate. En la parte sur de la comarca también se encuentran en el peor de los niveles las poblaciones de Milagros y Santa Cruz de la Salceda.

En cuanto a los brotes, si hace una semana hablábamos de 9 brotes, hoy podemos decir que el número continúa siendo el mismo. Hay 6 en Aranda que afectan a 4, 4, 3, 3, 2 y 3 personas. Todos con contagios en el ámbito familiar. Y hay otros 3 en la zona de Roa con 6,4 y 4 personas afectadas.

El número de hospitalizados por COVID asciende. Hace una semana eran 4 personas (1 en el HUBU y 3 en Aranda), y ahora la cifra se eleva a 9. En el Santos Reyes se encuentran 5 personas y en el HUBU otras 4, estando dos de ellos en la UCI. Tienen entre 57 y 92 años y todos están vacunados excepto dos.

Por último el dato más positivo. Porque si tras seis semanas sumando fallecidos (15), en esta última no tenemos que lamentar ninguna muerte a causa del COVID. Todo ello en una comarca donde el número de decesos relacionados con la pandemia es de 249, según los datos aportados por el SACyL.