"Si no disponemos del picón el festival no se podrá realizar"

Javier Ajenjo se plantea su retirada cediendo al paso a la savia nueva de Art de Troya

14/12/2021 15:02 | Begoña Cisneros

“Es irrenunciable, si no disponemos del picón el festival no se podrá realizar”. Con estas premisas expresa el coordinador del festival Sonorama la necesidad para que el Ayuntamiento de Aranda de Duero se ponga las pilas y trabaje para conseguir que el espacio que en 2019 pudo acoger esta cita musical, con la presencia de más de 30.000 personas, vuelva a poder utilizarse.

“Nos encontramos en una situación extraña porque no se ha acabado de recepcionar por parte del Ayuntamiento, y no podríamos realizar el festival de ninguna manera sino fuera en el picón y en el recinto”, advierte Javier Ajenjo, quien enumera ese hándicap como primer reto a conseguir para que se celebre la vigésimo quinta edición de Sonorama”.

El otro reto, prosigue, es el de que tanto el Consistorio como la Junta cumplan con su parte de ayuda económica. “Nos han manifestado por parte de todos sus representantes, que el compromiso del Ayuntamiento  va a ser mayor en esta edición”, señala, advirtiendo que es un momento en el que “lo necesitamos más que nunca” tras dos años difíciles, porque se ha realizado un gran esfuerzo para conseguir un cartel muy ambicioso para 2022”. “Tanto la Junta como el Ayuntamiento se tienen que dar cuenta de que estamos en un cumpleaños muy importante y de que somos un punto de apoyo muy importante y fundamental en un año para Aranda que supone la capitalidad de Ciudad Europea. Ese apoyo que nosotros hemos dado a través de un presupuesto enorme esperamos que se vea apreciado”, manifiesta, recordando que el presupuesto para 2022 sobrepasa los 4 millones de euros, el más alto hasta el momento, que incrementa en un 25% el de 2019.

“El coste de los artistas es altísimo, la producción va a ser enorme y además tenemos un lastre enorme, que todo lo que habíamos comprado durante estos 25 años a nivel de producción y estructuras lo hemos perdido”, prosigue Ajenjo, recordando el incendio que asoló hace unas semanas la nave donde se guardaban todos estos elementos. “Tenemos que volver a empezar”, advierte.

Pero el dinero revierte a Aranda de Duero gracias a la repercusión que alcanza el festival a nivel nacional, poniendo a la ciudad en el punto del mapa durante los cuatro días que dura. El pasado año, apenas con 5.000 espectadores, la quinta parte que un año normal, ha rozado los 9 millones de euros de repercusión a nivel mediático.

 

Ajenjo se plantea su retirada

La presentación del cartel de Sonorama 2022 ha servido para anunciar, aunque de forma muy velada primeramente, la marcha de Javier Ajenjo como responsable del festival. Tras la presentación con la prensa nacional el director del Sonorama ha realizado declaraciones para los medios de comunicación locales que han incidido en ese anuncio.

“Con el tiempo las cosas se van haciendo mayores y yo también. Lo más importante es centrarnos en esta edición, pero tengo que deciros que tenemos savia nueva que nos adelanta por la izquierda y por la derecha”, ha comentado, finalizando con una reflexión: “Los hijos se hacen mayores, se van de casa y ya es hora de que este chico se vaya de casa y siga su camino”.