David Colinas apuesta por la remodelación de La Cava y las VPO para este 2022

Tras un 2021 complicado su objetivo es cumplir con los compromisos hechos a los raudenses

15/01/2022 7:40 | Begoña Cisneros

Tras un año muy atípico para el Ayuntamiento de Roa de Duero, donde no sólo ha influido la situación sanitaria, el municipio se enfrenta a un 2022 lleno de expectativas en lo que a nuevos proyectos se refiere, muchos de ellos imprescindibles para su alcalde, que está dispuesto a cumplir con todos los compromisos que se marcó a la hora de acceder al Consistorio raudense en 2019.

Ha sido un año fuera de lo normal porque al estado de pandemia que han vivido todos los municipios se une un hándicap añadido, la falta de secretario municipal, una figura imprescindible para el funcionamiento de un Ayuntamiento pueda continuar.

La situación se remonta a agosto de 2020 cuando se marchó la persona que ocupaba el puesto. “Llegó otra pero a los 15 días causó baja, por lo que apenas pudimos contar con dos meses con el apoyo de la secretaria del Ayuntamiento de Aranda, que nos hizo un gran favor teniendo en cuenta la carga que tiene”, recuerda el alcalde raudense David Colinas.

Pero la cosa no terminó ahí, en el mes de marzo el Ayuntamiento logró incorporar a una interina que tuvo que dejar el trabajo por unas circunstancias que no se buscaron. “Nos enteramos de que nos metieron en un concurso para nuevos secretarios sin haberlo pedido y la secretaria que estaba se tuvo que ir para dejar el puesto a un habilitado, y si al principio sí que tuvimos suerte porque había una persona que aprobó y que eligió Roa, la alegría nos duró poco porque había hecho otro examen para trabajar en el Ayuntamiento de Burgos que aprobó y se fue”, cuenta el primer edil.

Así las cosas, ha sido esta semana cuando la situación se ha conseguido solventar con una nueva contratación. Y las expectativas son buenas porque se trata precisamente de la misma persona que se vio obligada a abandonar su puesto para dejar paso a la que ganó el concurso de habilitados. “Contar con un secretario es fundamental, porque se necesita su firma para hacer gestiones y realizar pagos”, destaca, advirtiendo que aún así no se ha dejado de trabajar en el Ayuntamiento.

 

El arreglo de La Cava y las viviendas de protección, los proyectos estrella

Comienza el año para el Consistorio raudense plagado de propósitos para cumplir. Lo primero es aprobar los presupuestos de 2022, algo que según comenta el regidor, “tiene que ser ya mismo”. Un presupuesto que rondará los 2 millones de euros y que se pretende incrementar con un préstamo “porque nos lo permite la situación económica y porque es necesario si queremos sacar adelante los proyectos que queremos”.

Uno de los más importantes es convertir en realidad el que inició el propio Colinas cuando fue alcalde entre los años 2011 y 2015: la remodelación del parque de La Cava. Para ello se puso en marcha un concurso de ideas al final del mandato que resolvió el equipo de gobierno que le sucedió, el socialista- Pero todo se quedó ahí, y a pesar de manifestar que iban a dar continuidad a esta iniciativa heredada de la corporación municipal anterior no hubo resultados.

 

Parque de La Cava. / BC

 

El trabajo presentado por los arquitectos vallisoletanos Saúl Alonso Pérez y Andrés Carretero Mieres para remodelar el parque fue el que finalmente ganó de los 15 presentados. Ellos apostaron por un espacio vacío donde se puedan desarrollar actividades musicales, culturales y mercadillo semanal. Todo ello compaginándolo con una zona infantil, un espacio para el deporte y al mismo tiempo, que sirva de paso en los encierros de las fiestas.

Otra iniciativa a convertir en realidad será la construcción de viviendas de protección oficial en la localidad de Roa de Duero. En 2020 se hizo un sondeo entre los vecinos para conocer si querían que el Ayuntamiento apostase por la edificación de vivienda pública. El resultado fue positivo y se comenzó a trabajar en ello poniéndose en contacto con el Arzobispado de Burgos, propietario de una parcela donde se podrán construir en torno a una treintena de viviendas unifamiliares adosadas.

Y se ha conseguido. “Tenemos que plasmarlo y documentarlo, como también necesitamos de dinero para urbanizar el terreno que vamos a utilizar”, anuncia David Colinas, que este lunes viajará hasta Valladolid para reunirse con el protectorado de Fundaciones de la Junta de Castilla y León junto con el párroco de Roa para ello.

Todo ello, en un año 2022 en el que no se quieren dejar de lado otras actuaciones, como arreglo de calles o la mejora del césped en la piscina municipal tras acometer en 2021 la construcción de un nuevo vaso infantil.