18 años y 7 meses de cárcel para el hombre que secuestro a su pareja

Vivían en San Martín de Rubiales y la tuvo retenida casi cuatro días en el monte

08/03/2022 12:56 | Begoña Cisneros

La Audiencia provincial de Valladolid ya ha dado a conocer la sentencia para el hombre de 54 años que el pasado mes de julio sacó por la fuerza de un vehículo a su expareja, la metió en su coche y la tuvo retenida sin agua ni comida en su interior durante casi cuatro días, hasta que la Guardia Civil dio con su paradero. El resultado: un total de 18 años y 7 meses por todos los delitos que cometió.

Se trata de un varón búlgaro que llegó a la localidad de San Martín de Rubiales junto a la víctima en el año 2019 después de haber residido un año en Valladolid. Su relación en pareja fue normal hasta que el maltratador fue hospitalizado en 2021 por un problema de pulmón. A partir de ahí, señalaba la víctima, comenzó a comportarse de manera agresiva y con muchos celos hacia su pareja, impidiendo que se relacionase con otras personas. Incluso llegó a amenazarla de muerte y a golpearla. Una vez a causa de un puñetazo le rompió un diente.

Fue en junio de 2021 cuando la mujer decidió romper la relación definitivamente, cuando al volver de un cumpleaños se metió con ella. Así, huyo a casa de una amiga a Valladolid de forma precipitada. A partir de ahí el acoso fue constante llamándola por teléfono, buscándola en las tierras de cultivo donde podía estar trabajando y pidiéndola que volviese con él.

Cuando la víctima fue a su antigua casa a recoger sus cosas, acompañada de un matrimonio amigo, el acusado volvió a decir que iba a matarla. Y el día 6 de julio acudió al lugar donde ella iba a trabajar acompañado de otras dos personas. El acosador bajó del coche, se dirigió al que estaba su expareja y ayudado de sus dos acompañantes la sacó y la metió en el otro vehículo. Seguidamente víctima y acusado se fueron al monte, donde el hombre ató las manos de la mujer con unas cuerdas y permanecieron durante tres días allí diciéndole que si no volvía con ella iba a mandar a unos amigos para que mataran a sus hijos que viven fuera de España si no volvía con él.

Alertado por unos amigos de que le estaba buscando la Guardia Civil optó por apagar el teléfono móvil y cubrir el vehículo con hojas y ramas para no ser localizado. Finalmente, el 9 de julio fueron descubiertos pasando el acusado a prisión provisional. Incluso desde la cárcel llegó a llamar a la víctima en tres ocasiones acusándola de muerte en una de ellas. También a sus hijos si contaba algunos “de los pormenores de lo sucedido, como el hecho de que la hubiera tenido atada con cuerdas”

Así, al principal acusado se le acusa por un total de 10 delitos. Y se está a la espera de  la resolución de la sentencia para los otros tres acusados que han colaborado con él.

Por delito de lesiones tendrá que cumplir 9 meses de prisión, por amenazas graves dos años, por tres delitos de coacciones 3 años y 10 meses, por acoso un año, por detención ilegal 6 años, por obstrucción a la justicia 2 años y por maltrato habitual 2 años. En total 18 años y 7 meses de cárcel para el acosador y maltratador.