La avanzadilla del convoy arandino ya se encuentra en la frontera de Ucrania

En la ciudad polaca de Przemyśl, donde el autobús recogerá mañana a personas refugiadas

12/03/2022 9:33 | Begoña Cisneros/ María Valverde/ Manuel Rodríguez

Mientras que el autobús sigue su rumbo tras salir este viernes de Aranda de Duero, la primera parte del convoy ribereño ya está en tierras polacas. La furgoneta llegaba ayer a la frontera con Ucrania con el objetivo de realizar los trámites administrativos necesarios para poder recoger a más de 60 personas refugiadas que serán trasladadas a España.

Tras parar en el hotel donde los dos conductores de la furgoneta y los dos periodistas de DR iban a hacer noche, en Radymno, se han dirigido a la ciudad de Przemyśl, una ciudad situada en el sureste de Polonia en la frontera con Ucrania de unos 67.000 habitantes que, paradójicamente, en 2013 obtuvo de manos de la Comisión Europea, la catalogación de uno de los mejores destinos turísticos y accesible, porque 9 años después esa “accesibilidad turística” se ha convertido en una “accesibilidad humanitaria”.

Porque lo que se encontraron nuestros compañeros de DR María Valverde y Manuel Rodríguez fue un centro comercial reconvertido en un punto de registro para las personas que huyen de Ucrania, donde también se están tramitando sus salidas hacia otros países europeos por parte de los que llegan, como es el caso del proyecto arandino, a recogerles.

 

 

Un centro de registro que también funciona como un campo de refugiados donde las distintas ONG que han acudido ofrecen comida, ropa y productos de primera necesidad. “Ellos duermen en los coches, en tiendas de campaña o en las oficinas de registro incluso”, explica María Valverde, quien comenta que “es doloroso sobre todo ver a los niños, no porque aquí estén mal atendidos sino porque piensas por lo que habrán pasado hasta llegar aquí y lo que tendrán que vivir a partir de ahora fuera de su hogar”.

Hoy sábado continúan los trámites y la comunicación con las personas que llegarán a España en el autobús arandino. Se prevé que su llegada esta tarde a la ciudad de Cracovia (Polonia), que dista unos 200 kilómetros hasta llegar a Przemyśl. El objetivo es realizar la recogida de refugiados el domingo por la mañana para poder llegar el martes a Aranda de Duero.