Telefonía, bancos, gas, electricidad y seguros siguen liderando las consultas en la OMIC

La OMIC acerca los derechos del consumidor a los más pequeños con un escape room

16/03/2022 9:36 | Begoña Cisneros

Con un escape room que se está desarrollando durante toda esta semana en la Casa de los Fantasmas, la Concejalía de Consumo del Ayuntamiento de Aranda celebra el Día mundial de los derechos del consumidor. De esta manera quiere acercar a los estudiantes de 5º y 6º de Educación Primaria de los centros educativos de Aranda de Duero información en torno al consumo a los adolescentes.

Un momento, el de esta celebración, que la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Aranda aprovecha para hacer un balance de las consultas y reclamaciones en las que se ha estado trabando. El número de consultas realizadas en 2021 (6.916) es muy parecido a las de 2020 (6.834). En cuanto a las reclamaciones el porcentaje del último año es más alto: 784 expedientes presentados en 2021 frente a los 651 de 2020.

Explica Pilar Hernández, responsable de la OMIC en Aranda, que en 2021 se reanudaba la atención presencial pero los usuarios optaron mayoritariamente por utilizar preferentemente los canales del correo electrónico y el teléfono para resolver sus dudas. “La situación ha cambiado radicalmente con el inicio del 2022. Ahora la mayoría de los consumidores solicitan cita presencial para ser informados”, apunta.

En cuanto a los sectores que más número de consultas y reclamaciones provocan siguen siendo, al igual que otros años, las telecomunicaciones, el sector bancario y financiero, gas, electricidad y seguros.

El primer semestre del año vino marcado por un gran número de consultas y reclamaciones para solicitar la devolución de los importes pagados por servicios no prestados como consecuencia de la pandemia: suspensión y cancelación de Talleres, viajes, vuelos, conciertos, centros deportivos, prestación de servicios en academias, bodas, etc., representando un 21% de las reclamaciones.

También se ha podido ver un incremento de reclamaciones por presuntas estafas y fraudes en el comercio electrónico, un medio de compra que ha ascendido. “Por ejemplo, estas navidades se agotaron los test de antígenos y tuvimos un volumen tremendo, más que por fraude por incumplimiento de plazos de entrega, algo importante en esas fechas”, destaca.

También se ha observado un aumento de consultas en el sector de la automoción. “Hemos tenido un aumento de consultas de los usuarios que compraron su automóvil entre febrero de 2006 y agosto de 2013, como posibles afectados por el denominado cártel de coches”, indica.

En cambio, el sector inmobiliario no ha experimentado crecimiento en lo relacionado con la compra de vivienda, aunque sí un gran número de consultas han ido encaminadas al alquiler de vivienda o las comunidades de vecinos.

Telefonía y telecomunicaciones continúan siendo el sector que más consultas (2.320) genera por parte de los consumidores y usuarios. De los 784 expedientes abiertos por reclamaciones efectuadas a instancias de los consumidores y usuarios en la OMIC de Aranda de Duero, la telefonía, tanto fija, móvil e internet, encabeza el número de quejas de los arandinos con 267 expedientes, un 34% de las reclamaciones. “Esta situación se produce por la gran inseguridad jurídica que sufrimos. Los contratos se hacen por teléfono, no hay contratos escritos en los que figuren las condiciones de lo contratado, el precio o la duración de las ofertas. Los comerciales hacen descuentos telefónicamente y después lo contratado y facturado no coincide. Hay un incumplimiento sistemático de las ofertas. Se firman contratos un día y en ese mismo mes las operadoras de manera unilateral suben los precios”, explica la técnica municipal. Y añade más problemas; teléfonos de información 118 utilizados de manera fraudulenta, pagos a terceros sin ser consciente de haber realizado el alta en estos servicios, problemas derivados de la portabilidad, subidas fraudulentas de las tarifas o penalizaciones desproporcionadas, envío de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja, incumplimiento de ofertas comerciales, dificultades para darse de baja de un determinado operador, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados.

Los servicios financieros también ocupan un alto porcentaje de las consultas (836), interponiéndose 81 expedientes en 2021 en Aranda. Aunque los motivos son muy variados, frecuentan los relacionados con fraudes informáticos y el cobro de comisiones abusivas. “Es una pena que haya gente tan lista por el mundo para hacer este daño. Hay casos de haberles quitado 1.000, 3.000 y hasta 20.000 euros del banco. Hay gente que viene y dice que le dejaron 8 euros. Es al usuario al que engañan y espero que banco de España tome cartas en el asunto”, asevera Herández.

Pasando al apartado de eléctricas y gas, sin duda ha sido el incremento histórico de los precios de energía el que ha motivado la mayoría de las 1.088 consultas y 168 reclamaciones que se han tramitado desde la OMIC de Aranda. Destacan los problemas de facturación, la demora en el alta de suministro de nuevos contratos o cambio de titular, cambio de compañía comercializadora sin el consentimiento del usuario, o el pago de varios contratos de mantenimiento en distintas empresas suministradoras al mismo. ¿Qué se puede hacer para pagar el mínimo dinero por el servicio? La respuesta de Pilar Hernández es contundente: “preguntemos el precio de la luz y del gas, no nos fijemos sólo en los descuentos”. “Nos preguntan qué compañía lo da más barato y eso no lo sabemos, pero siempre hemos defendido el mercado regulado como el más fiable, pero ahora decimos que hay que salir, hay que buscar mercado libre y preguntar precios”.

 

 

Un 60% de las reclamaciones resueltas de forma favorable

 

De las 784 reclamaciones presentadas en la OMIC el año pasado, el 60% (470) se han conseguido resolver favorablemente para el consumidor gracias a la mediación municipal. Un 12 % (95) se

resolvieron a través de Junta Arbitral de Consumo y un 14% (110) fueron enviados al organismo competente para su conocimiento.

“Los consumidores estamos más informados y más sensibilizados respecto a nuestros derechos como consumidores responsables. Desde la OMIC ejercemos los procedimientos necesarios para que se respeten estos derechos cuando consideramos que has sido vulnerados”, termina diciendo la responsable de la OMIC de Aranda.