El Santos Reyes implanta el programa Cirus para cirugías

Aranda, pionera en poner en marcha la gestión informática de todo el proceso quirúrgico, desde que el paciente entra en lista de espera hasta que es dado de alta

16/03/2022 11:44 | Begoña Cisneros

El hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, junto con el de Salamanca, serán los primeros que instauren en sus centros el programa Cirus, una herramienta informática que se implanten después en el resto de hospitales de la región, que intenta parametrizar todo lo relacionado con la entrada a quirófano de un paciente, chequeando los procesos necesarios para que no se produzcan interrupciones, desprogramaciones o cancelaciones.

Durante estos días, los trabajadores de los distintos departamentos del hospital arandino se encuentran acudiendo a reuniones formativas, ya que Cirus se plantea para que desde que el enfermo acude a la primera consulta donde se le incluye en una lista de espera quirúrgica, hasta que sale del hospital, tenga registrados todos los procedimientos. La intención es que a finales de este mes o a principios de abril comiencen las primeras pruebas para poner en marcha el programa de forma práctica este otoño.

Aranda y Salamanca lo implantan de forma piloto, y serán los hospitales encargados ir mejorando y variando aquellos aspectos necesarios antes de exportarlo al resto de hospitales del SACyL.

Con esta aplicación se contará con toda la trazabilidad de cada proceso quirúrgico. Y con ella se completa el programa Jimena 4 creado para lograr una historia clínica de cada paciente que gestione tanto urgencias, como consultas y hospitalizaciones. “Faltaba un módulo para cubrir el bloque quirúrgico y esta aplicación viene a cubrir esa carencia”, explica el gerente del Santos Reyes, Evaristo Arzalluz.

Eso sí, la implantación de la aplicación “va a llevar trabajo”, asegura el directivo, consciente de que todo cambio requiere adaptarse, “pero va a redundar en la seguridad del paciente”. Así, se evitarán confusiones y todos los procesos se harán de forma organizada sin dejar cabos sueltos en ningún momento. Todo ello teniendo en cuenta que un proceso quirúrgico “lleva consigo muchas cuestiones vinculadas y es de lo más complicado que hay en un hospital”. Y es que afecta a muchos servicios que se tienen que coordinar, realizando cada paso de forma adecuada sin desordenarlos. “Cada actuación quedará registrada y en seguridad es un avance muy importante”, termina diciendo Arzalluz, recordando que “es algo que venimos demandando desde hace mucho tiempo, algo que faltaba por cubrir y se va a solucionar”.