IU elabora una base de alegaciones contra la macrogranja de Haza

Denuncia que se está actuando de forma secreta y que muchos ayuntamientos afectados no han sido comunicados

07/04/2022 13:02 | Begoña Cisneros

La ampliación de la granja de cerdos en el páramo de Haza no sólo afectará a los municipios de Haza, Castrillo de la Vega, Adrada de Haza, Hontangas y La Sequera de Haza -que ya han presentado alegaciones-, sino que también otras poblaciones de la comarca se verán afectadas por ello y hay alcaldes que no se habían enterado porque no les ha llegado comunicación alguna.

La alerta la ha dado IU informando a los regidores de estas localidades que el proyecto también afectará a otros 11 pueblos más. Se trata de Fuentecén, Aranda de Duero, Villatuelda, Berlangas de Roa, Hoyales de Roa, Olmedillo de Roa, Roa, Terradillos de Esgueva, Torresandino, Fresnillo de las Dueñas y Fuentemolinos. En todos ellos, junto con Castrillo de la Vega y Haza, se prevé el vertido de los purines generados por la granja si consigue ampliar de 1.999 cabezas a 6.000.

Esto se traduce, explica Antonio Miguel Niño, en un esparcido al campo de alrededor de 12,9 millones de litros de purines anuales. Una cantidad que, apunta, ni siquiera se conoce cómo se repartirá, ya que “no se sabe a qué parcelas irán porque no las identifican en el documento, y no se sabe si son aptas para recibir los purines”, advierten, indicando que puede existir la posibilidad de que una misma parcela cuente con contratos con varias granjas “porque esto la administración no lo controla absolutamente nada y faltan los contratos”.

Entendiendo que “se está actuando de forma encubierta y un poco secreta”, desde IU han iniciado una campaña en contra de la macrogranja que se prevé para una instalación que, recuerda Niño, “cuenta con una balsa que ya se preparó para las 6.000 cabezas desde su inicio”, cuando sólo se pidió el permiso para 1.999.

Así, se han elaborado unas alegaciones: en su versión completa y su versión reducida. Pueden ser utilizadas como base por todas aquellas entidades, asociaciones o personas que se opongan a la ampliación de esta instalación porcina. Tienen en cuenta que la zona proyectada para ello se encuentra en una zona vulnerable, como ocurre con otras (Fuentecén, Aranda de Duero, Castrillo, Hoyales, Torresandino y Fuentemolinos). El plazo para presentarlas concluye el lunes 25 de abril.

Denuncia Niño que en estos momentos la actividad se está realizando “de forma ilegal”, ya que no cuenta con la concesión de la Confederación Hidrográfica del Duero para ello al no haberse resuelto en la actualidad. La solicitud para ello era para un volumen máximo anual de 6.552 metros cúbicos de agua al año, pero el estudio de impacto ambiental refleja un consumo de 16.980 m3 “casi tres veces más de lo que han solicitado”, indica.

También encuentran un problema en el transporte, teniendo en cuenta que además del pienso y los purines tienen que trasladarse al año 18.000 cerdos porque son 3 camadas las que se producen al año. “ Hay una línea que dice que el transporte se hará por caminos rurales, algo que no es creíble puesto que para llegar a Villatuelda, Olmedillo o Torresandino, incluso a Roa, hay que cruzar el río Duero que no tiene ningún puente en caminos rurales”.

Las alegaciones solicitan al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos que para con esta granja de Haza se deniegue la autorización ambiental y la evaluación de impacto ambiental. En caso de que no sea así, que se exija la tramitación para la autorización de uso excepcional en suelo rústico de la ampliación tal y como establece el reglamento.

De forma general solicitan una moratoria en la autorización de nuevas explotaciones porcinas y ampliaciones de las existentes, “ante el aumento de las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes de origen agrícola y ganadero, con las consecuencias negativas que conlleva para el Medio Ambiente y la salud de la población, en todo el territorio de Castilla y León”.