714 accidentes laborales en 2021 en la Ribera del Duero

Los datos se retrotraen a antes de la pandemia, sin atisbos de mejora en el aspecto de siniestrabilidad

28/04/2022 13:32 | Begoña Cisneros

En cuanto a siniestrabilidad laboral los datos no son buenos. Porque teniendo en cuenta que ha existido una pandemia de por medio, las cifras correspondientes a 2021 en la Ribera del Duero indican que los accidentes dentro de la jornada de trabajo no sólo vuelven a ser los de antes de la situación sanitaria, sino que se sobrepasan los de 2019 y se retrotraen a los de 2018.

Así lo indican los sindicatos CCOO y UGT, que hoy se han concentrado a las puertas de su sede con motivo del Día internacional de la seguridad y la salud en el trabajo que hoy se celebra. Un acto en el que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas fallecidas a causa de un accidente laboral, y donde se ha llevado a cabo la lectura de un manifiesto.

Ciñéndonos a la comarca ribereña, fueron 714 los accidentes ocurridos en la jornada de trabajo en 2021, 9 de ellos graves. A diferencia con 2019, el año antes de la pandemia, el número se situaba en 711, los graves fueron 11, y hubo que contar un fallecido.

En 2020, un año donde los ERE estaban a la orden del día con empleados que no pudieron acudir a su puesto de trabajo, los accidentes fueron 642, 4 de ellos graves y también un fallecido. Como también se contabilizó una muerte por accidente laboral en 2018 donde ocurrieron un total de 723 accidentes, siendo 5 graves.

“Son datos preocupantes, porque queda de manifiesto que de nuevo repuntan los accidentes en el ámbito laboral. La única buena noticia, aunque en realidad no lo es tanto, es que no tuvimos que lamentar ninguna muerte durante 2021, pero las pirámides dicen que cada x accidentes leves hay x graves y que de esos graves acabará habiendo alguno mortal, por lo que la estadística no es buena”, comenta el secretario comarcal de CCOO, Rubén Moro.

“No podemos consentir que alguien salga de su casa para realizar sus funciones laborales y no vuelva, tenemos que vigilar a las empresas en cuestión de salud laboral porque creo que hay ciertas empresas que no prestan la atención que deben. Y lo más importante es no perder la vida, porque trabajamos para vivir, no para morir”, continúa la secretaria comarcal de UGT, Sonia González.

Los datos también se centran en otros accidentes relacionados con el trabajo: los que ocurren “in itinere” cuando se va o se regresa de la jornada laboral. En este caso el número también aumenta, con 59 en 2021 (1 de ellos grave), cuando en 2018 y 2019 fueron 44 y en 2020 sólo 25.

 

1º de mayo

Los sindicatos se preparan para celebrar el próximo domingo la fiesta del 1 de mayo, día del trabajador. Desde UGT y CCOO hacen un llamamiento a arandinos y ribereños para acudir a la manifestación que saldrá a las 13 horas desde la plaza del Trigo.

De esta manera se quiere recordar al nuevo gobierno de la Junta de Castilla y León que tiene que tener en cuenta los derechos de los trabajadores como a las vacaciones, los permisos retribuidos, o la jornada de 40 horas semanales. Derechos que “han ganado nuestros padres y nuestros abuelos a base de salir a la calle, y que estamos a un ápice de perderlos, por lo que tenemos que estar al pie del cañón para que sigan ahí e incluso mejorarlos”, termina diciendo González.

CNT también sale a la calle

Por su parte, CNT de Aranda de Duero convoca una concentración, que tendrá lugar a las 13 horas en la plaza de la Constitución, invitando a los ciudadanos a sumarse en los actos reivindicativos en un año que califican de "muy difícil para la clase obrera" que aumenta sus dificultades "para llegar a fin de mes.

Y es que, señalan, a la precariedad laboral, el paro y las dificultades para el acceso a la vivienda, se le suma la subida de los costes de la vida y los continuos recortes, lo que se traduce en un aumento de la dificultad para el acceso de la clase trabajadora a recursos tan necesarios como la energía o la alimentación, pero también a la sanidad y la educación.