Medio millar de personas arropan a los bomberos de Aranda

Los trabajadores municipales se quejan: "Es precario el trabajo, es precario el sueldo, todo es precario"

05/05/2022 13:00 | Begoña Cisneros

Alrededor de medio millar de personas han acudido en la mañana de este jueves a la concentración convocada por la plantilla de los bomberos municipales en Aranda de Duero. Una cita que ha dado comienzo a las 11 de la mañana y que ha finalizado con la lectura de un manifiesto por parte de los trabajadores municipales, que han estado acompañados por numerosos ciudadanos a título particular y por cerca de un centenar de compañeros de otras ciudades españolas.

La valoración es muy positiva, indica su portavoz Javier Puente, teniendo en cuenta las horas en las que se ha convocado esta cita. Por ello anuncian otra movilización en horario de tarde para los próximos días. “El hartazgo es total, y en el servicio de bomberos no podemos esperar más”, manifiesta, recalcando que el malestar general no está encaminado únicamente hacia el funcionamiento de este servicio, sino al de muchos municipales que en los últimos tiempos están dejando mucho que desear para la ciudadanía.

 

 

Los ciudadanos que han asistido dicen encontrarse decepcionados por la “situación pésima en la que está funcionando el Ayuntamiento arandino, y así lo manifestaban al grito de “alcaldesa dimisión”. Los bomberos de fuera de Aranda que han acudido, señalan que no dan crédito a lo que sucede. “No entiendo que haya un servicio mínimo de cinco bomberos para intervenir y tengan que salir dos personas, es increíble lo que está ocurriendo en Aranda”, manifestaba uno de ellos.

“Saben que cualquier protocolo en cualquier intervención que se dé dos bomberos no pueden trabajar porque hay muchas labores que hacer en una salida. Yo he salido con otra persona y el servicio que se da es pésimo. Es precario el trabajo, es precario el sueldo, todo es precario”, manifiesta Alfredo Benito, otro portavoz de los bomberos arandinos.

 

 

Por escrito

Los trabajadores municipales del servicio de extinción de incendios de Aranda de Duero aseguran que todavía no se pueden creer que desde el Ayuntamiento de Aranda se les haya solicitado por escrito, el 28 de abril, sus reivindicaciones, teniendo en cuenta que en ese momento llevaban un mes sin efectuar horas extras. “Nos pareció asombroso e incluso algo insultante”, comentan.

Aún así, aseguran que el escrito ya está presentado y que principalmente marca tres reivindicaciones: que se conforme de forma inmediata un retén de cuatro personas o duplicar la plantilla, que se ocupen todas las vacantes del servicio y que sea con funcionarios públicos que hayan pasado los exámenes pertinentes “y no con compañeros que tengan un carnet de C y nada más, que nos va a traer más perjuicio que beneficio”, y que se equipe al personal con vestuario adecuado y EPIS, además de invertir en el arreglo de camiones, en las instalaciones y en los equipos.

“La torre está hecha un asco, el equipo de respiración no cumple la normativa, y hay una denuncia en prevención de riesgos laborales y se nos ha dicho que el Ayuntamiento no está haciendo nada, incluso les acusa de obstrucción”, advierte Puente.

Los bomberos arandinos afirman que son conscientes de que estas tres peticiones “no son cosa de hoy para mañana”. Por ello, su planteamiento pasa porque, entre tanto, se garanticen las horas extras con complementos que tienen otros servicios municipales. También que en base a la Ley de 2019 en la que se les reclasifica al grupo C1 se les reconozca la subida de sueldo que, aseguran, deberían tener. “Somos el único servicio de Castilla y León en el que no se nos ha reconocido esa subida”, terminan diciendo.