Acercándonos a nuestros orígenes sin salir de Aranda

La Casa de Cultura acoge una exposición sobre Atapuerca y los documentos de Valpuesta

06/05/2022 14:21 | Begoña Cisneros

Hasta el próximo 9 de junio se podrá visitar en las dos salas de exposiciones de la Casa de Cultura de Aranda de Duero la muestra que acerca hasta la capital ribereña el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua en colaboración con el museo de la Evolución Humana. Su nombre: ‘Del bifaz a la palabra. De Atapuerca a Valpuesta. Un viaje a nuestros orígenes’, su contenido: una selección de maquetas y réplicas de los fósiles más emblemáticos descubiertos en la sierra de Atapuerca y las ediciones facsímiles y documentos más representativos en torno a la investigación de la lengua.

Hoy ha tenido lugar la inauguración de la exposición, contando con la presencia del director general de Patrimonio Cultural de la Junta, Juan Carlos Prieto; el codirector de los yacimientos arqueológicos de Atapuerca, Eudald Carbonell; el gerente del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Alejandro Sarmiento; el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Miguel Méndez, y la alcaldesa de Aranda Raquel González.

 

 

La muestra que llega a Aranda de Duero contiene elementos que vinculan la investigación sobre el origen del hombre, integrando los frutos de las excavaciones realizadas desde 1978 en los yacimientos de la sierra de Atapuerca con la investigación abierta en torno a los orígenes del español, a partir de ediciones facsímiles y documentos que se encuentran en la colegiata de Santa María de Valpuesta.  

Acompañando a las reproducciones, el material gráfico explica la singularidad de las investigaciones y, en un espacio destacado la exposición se adentra en conocer el estudio del inicio del habla de los homínidos, otro recala en la importancia del proceso de la hominización para la aparición del lenguaje. Por su parte, la documentación de Valpuesta pone de manifiesto que el origen del castellano tuvo lugar en el norte de la provincia de Burgos.

 

 

“El conocimiento tiene que servir de palanca de desarrollo para la sociedad y esa es la idea que está presente en esta exposición”, explica Alejandro Sarmiento indicando que los numerosos estudios no pueden quedarse únicamente “en una evidencia científica”.

Por su parte, Eudald Carbonell manifestaba que “hay tres grandes ejes en nuestro trabajo, un pie científico para el conocimiento de las propiedades de la condición humana, un pie socializador para transmitir la ciencia para entender nuestro propio proceso evolutivo y un tercer pie académico”. Los tres se unen en esta exposición.