Los okupas de Santa Catalina son desalojados dejando la vivienda destrozada

Los propietarios han tenido que esperar seis largos meses para que la ley actuara

16/06/2022 13:49 | Begoña Cisneros

Con la vivienda destrozada, los propietarios de la casa unifamiliar situada en el número 4 de la calle Hontanar del barrio de Santa catalina logran por fin que los okupas que habitaban en su interior desde hace meses hayan sido desalojados. Eso sí, tras un largo proceso judicial en el que los verdaderos dueños no han podido hacer otra cosa que esperar y sufrir, viendo como todo lo que se encontraba en su interior era arrasado.

Se han destrozado puertas, ventanas, muebles y demás enseres. Pero aún hay más, ya que la factura de la luz ha ascendido estrepitosamente para los propietarios. Y es que era habitual pasar por esa calle y verla encendida día y noche.

Ha sido este martes cuando agentes de la Policía Nacional han desalojado a los inquilinos, que conforme iba pasando el tiempo iban en aumento. En incremento ha ido también la preocupación de los vecinos, que veían cómo entraban y salían de la vivienda cada vez más personas, haciendo vida no sólo en su interior, sino también en la propia vía pública, provocando numerosas denuncias.

Los primeros okupas, una familia con cuatro hijos, alegaron ante la juez que ellos habían obtenido la llave por 500 euros que abonaron de manos de una persona. Pero no se fueron a pesar de admitir que esa no era su casa. Hace unas semanas, incluso aseguraban a este periódico que ellos eran los primeros que deseaban que esta situación terminase cuanto antes. “Mejor para todos”, admitían, pero seguían sin irse.

Ahora, para evitar que vuelva a suceder un episodio similar, los propietarios han optado por tapiar las ventanas y la puerta de acceso de momento.