Un trabajo del arandino David Martínez arroja luz sobre el crecimiento de las células

La investigación puede ser clave para desarrollar tratamientos para el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares

23/06/2022 11:05 | DR

Las buenas noticias en investigación continúan llegando de manos del biofísico arandino David Martínez Martín.  En esta ocasión ha coliderado un trabajo que arroja luz sobre el comportamiento de crecimiento de las células.

La revista científica Nature Communications acaba de publicar un artículo sobre la investigación que ha codirigido desde Universidad de Sydney, donde trabaja. En ella se ha utilizado una técnica de nanotecnología llamada "picobalance inercial" y así se ha conseguido identificar que, a nivel de una sola célula, la levadura crece en intervalos o segmentos secuenciales, de crecimiento lineal (tasa de crecimiento constante). En cada intervalo, las células de levadura cambian a un crecimiento más rápido o más lento, una tendencia "similar a un engranaje". Los científicos saben que las células crecen, pero comúnmente se pensaba que crecen de forma lineal o exponencial antes de dividirse.

Las células son las unidades de vida más básicas que forman los organismos vivos y han guardado sus secretos durante mucho tiempo. Ahora, el equipo internacional de la Universidad de Sydney, ETH Zurich y la Universidad de Basilea ha descubierto algunos de ellos.

 

El Dr. Martínez-Martín y sus colegas observaron por primera vez que la masa de células vivas de mamíferos fluctúa intrínsecamente. / @ Universidad de Sídney

 

La investigación se realizó con saccharomyces cerevisiae, un organismo de levadura unicelular fundamental en la producción de pan, cerveza, vino y productos farmacéuticos. Los genes que codifican proteínas de muchos tipos de levaduras reflejan los genes de las células animales, lo que hace que su comportamiento sea clave para comprender las enfermedades humanas.

En particular, el comportamiento encontrado en la levadura difiere significativamente del de las células animales (incluidas las humanas). No fue sino hasta 2017 que también usando picobalance, el físico arandino y sus colegas observaron por primera vez que la masa de células vivas de mamíferos fluctúa intrínsecamente: tienen un tamaño "yo-yo".

“Hemos descubierto procesos que desafían modelos en biología que han sido centrales durante décadas”, explica David Martínez, añadiendo que “los comportamientos que hemos identificado en las células de los reinos animal y fúngico proporcionan una fuerte evidencia de que las células tienen diferentes estrategias para regular su masa y tamaño, allanando el camino para comprender mejor cómo pueden formar y reformar con precisión estructuras complejas como los ojos, el cerebro y dedos en nuestros cuerpos”.

"Podría ser increíblemente importante, porque podría permitir que las células identifiquen y cumplan su función y propósito distintivos en el cuerpo", indica el biofísico, explicando que una mejor comprensión de cómo las células cambian su masa y tamaño con el tiempo podría ser la clave para desarrollar la próxima generación de diagnósticos y tratamientos para una gama de enfermedades, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

 

Mas noticias relacionadas:

La Oficina de Patentes destaca el trabajo del biofísico arandino David Martínez Martín

David Martínez Martín recoge su premio de investigación

Hablamos con el biofísico arandino David Martínez, que se encuentra en Australia trabajando en la actualidad

"Desde niño me sentí muy atraído por descubrir el funcionamiento de la naturaleza y usarlo para crear nuevas realidades"