Peñaranda de Duero aprueba inicialmente su ordenanza de vertido de aguas

Preparándose a la llegada de su ansiada depuradora

30/06/2022 10:34 | Begoña Cisneros

La localidad de Peñaranda de Duero ya tiene aprobada, de forma inicial, la ordenanza municipal que regulará los vertidos de aguas residuales en el municipio. Durante 30 día la normativa puede ser examinada, periodo en el que también se pueden presentar alegaciones antes de ser elevada a definitiva.

Se trata de una ordenanza que busca el control de los vertidos de aguas, para que estos se hagan correctamente en aras de un cuidado medioambiental. Regula, así, las condiciones a las que deberá ajustarse el uso del alcantarillado municipal y de las instalaciones complementarias teniendo en cuenta que esta localidad contará en los próximos meses con una depuradora en la que se invertirán alrededor de un millón de euros.

De esta manera se prepara el Ayuntamiento peñarandino para mejorar en la depuración y control de sus aguas residuales.

Con la nueva ordenanza, quedará prohibido verter al alcantarillado mezclas inflamables, corrosivas o tóxicas: También aquellos elementos que puedan obstruir el flujo de las aguas.

Por su parte, los vertidos industriales deberán contar con autorización municipal, pudiéndose establecer limitaciones, y revisable cada cinco años. Incluso el Ayuntamiento puede exigir la instalación de medidores de caudal de vertido u otros instrumentos para el control de la contaminación si así lo cree oportuno.

En cuanto a las infracciones, la mínima se establece de 100 euros, pudiendo llegar a los 3.000 euros en el caso de que sean muy graves, además de la obligación de reparar el daño causado.