33 fosas comunes documentadas en la Ribera del Duero con los cuerpos de 445 personas

La Junta elabora el primer mapa de fosas comunes. 680 en la comunidad de las que 121 están en la provincia de Burgos

03/09/2022 8:02 | Begoña Cisneros

La Junta de Castilla y León ha elaborado su primer mapa de fosas comunes, una publicación que se ha elaborado gracias al trabajo de dos investigadores de la Universidad de Burgos, Juan Montero Gutiérrez e Ignacio Fernández de la Mata, que ha logrado documentar un total de 680 fosas comunes en la comunidad autónoma, siendo la provincia de Burgos la que más contiene: un total de 121.

Y de ellas 33 se encuentran en la Ribera del Duero dejando patente, por un lado, la gran represión mortal que supuso para la zona el golpe de Estado producido en julio de 1936, y por otro, el fuerte impulso que se ha dado para dar a conocer esas fosas sacando de la tierra pedazos de nuestro pasado más cercano. La Asociación para la Memoria Histórica mucho ha tenido que ver en ello, como el trabajo realizado por el arandino José María Rojas, quien durante años ha recabado información sobre la represión franquista contra la población civil en la comarca.

Indican los autores de esta documentación del mapa que se trata de un estudio que aún continúa abierto, a pesar de que es muy difícil recuperar “debido a la desaparición de las generaciones directamente afectadas, la ocultación interesada de las fosas y las transformaciones sufridas por el terreno”.

“Este Mapa de Fosas de Castilla y León constituye una importante fuente de información para su consulta por los ciudadanos y, al mismo tiempo, una herramienta de gestión que permitirá a las instituciones planificar sus políticas públicas sobre memoria democrática”, apuntan los autores del trabajo. Y si bien casi todas ellas han acogido a cuerpos enterrados por la represión franquista al tratarse la región de una zona sublevada, sí que se han registrado 5 fosas que acogían restos de 31 personas de la represión hecha por parte de los republicanos, en las provincias de Ávila (Mombeltrán, Piedralaves y San Esteban del Valle), Palencia (Canduela) y Burgos (Villasana de Mena).

 

Fosas en la Ribera del Duero

Señala el trabajo que las fosas de la ribera del Duero “responden a los numerosos apresamientos de jornaleros y ferroviarios, así como las sacas de la cárcel de Aranda de Duero”.

En total, en las 33 fosas comunes documentadas en la Ribera del Duero burgalesa se repartieron los cuerpos de 445 personas.

Aranda de Duero, como zona donde estaba situada la cárcel y un campo de concentración junto a la estación Montecillo que llegó a albergar a más de 4.000 prisioneros, es el término municipal donde más fosas se han exhumado (4) y donde más cuerpos se han recuperado (201). En el monte Costaján entre 2003 y 2006 llegaron a sacarse 84, que se sumaban a los 46 recuperados en la zona de la Lobera en 2004, a los 70 que en 1993 se exhumaron en el cementerio de San Gil por los operarios del Ayuntamiento, donde también en 1959 se encontró otro cuerpo. Los dos equipos primeros fueron dirigidos por la Universidad de Burgos.

En Gumiel de Izán se abrió en 2011 otra gran fosa en el paraje de La Legua donde el equipo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi exhumó 59 cuerpos. Siete años antes la Universidad de Burgos realizó sondeos para buscar otra en el municipio donde se preveía encontrar 2 cuerpos, en este caso en la Cañada del Marojal que no ha sido localizada.

 

 

Siguiendo con las más numerosas en cuanto a personas en el interior de la fosa le sigue la población de Milagros. En una única fosa del paraje de La Casilla de los Camineros se encontraron 45 cuerpos en 2009.

Y después se situaría La Horra, con cuatro fosas exhumadas con 6, 9, 12 y 10 cuerpos (37 en total). Fueron los familiares los que impulsaron los trabajos muy pronto en los dos primeros casos, en 1979 y 1980. Del resto se ocuparía el equipo de Aranzadi en 2003.

Por su parte en Roa, a pesar de ser la población más habitada de la comarca después de Aranda, sólo se estiman que se encuentren los restos de 16 personas distribuidas en tres fosas. Ninguna de ellas ha sido localizada en los sondeos realizados en 2004 en el entorno de la ermita de la Virgen de la Vega. En ese mismo caso se encuentran fosas que aún no han sido intervenidas al no haberse localizado en Campillo de Aranda (4 fallecidos se prevé), Fuentecén (12), Fuentemolinos (3), Nava de Roa (6)y Valdezate (4).

A todos estos casos hay que sumar exhumaciones que se han venido realizando en Adrada de Haza (5 cuerpos), Berlangas de Roa (5), Fuentemolinos (4), Gumiel de Mercado (4), Nava de Roa (6), Olmedillo de Roa (8), San Juan del Monte (5), Vadocondes (11) y Villalba de Duero (14).

Este mapa es fruto de un convenio firmado por el anterior gobierno de coalición (PP-Ciudadanos) y la Universidad de Burgos. Y choca con el decreto que ahora el compañero de coalición del PP en la Junta quiere derogar, el de la Memoria Histórica de Castilla y León de 2018. Se trata de un objetivo prioritario para VOX entendiendo que se trata de una legislación de izquierdas que no incluye a las víctimas de algunos gobiernos de la segunda república.