Vox reclama la creación de un inventario de bienes municipales

Propone dar un nuevo servicio a los infrautilizados

04/11/2022 9:53 | Begoña Cisneros

No es nada nuevo, ya que en 2014 los grupos de la oposición ya reclamaban la elaboración de un inventario de los bienes municipales. Ahora vuelve sobre la carga el partido de Vox, con Sergio Chagartegui a la cabeza, que en ese momento no formaba parte del Ayuntamiento y que ve necesaria la elaboración de ese documento. Y lo cierto es que, aunque en 2015 se adjudicó a la empresa Asesoramiento y Valoración la revisión del inventario, este no es visible en el portal de transparencia y la oposición nada sabe de él, a lo que hay que sumar que han pasado 7 años desde entonces.

Sergio Chagartegui opina que es necesario actualizar el inventario municipal, incluyendo el estado en el que se encuentran las naves, solares y edificios propiedad del Ayuntamiento. Así lo dejaba patente en el último pleno celebrado en el Ayuntamiento, señalando que hay algunos “que se encuentran abandonados y en ruinas”.

 

Antiguo matadero municipal. / DR

 

Y ponía algunos ejemplos: el antiguo matadero, las naves en la calle Toledo o el de la foto que ilustra la noticia, el recinto situado junto a antiguo cementerio en las Eras de San Gil que hace menos de un mes se vio afectado a causa de un incendio provocado por unos jóvenes en un acto vandálico. Para él asegura tener “una buena propuesta”, pero lo que tiene claro es que “hay que darles un segundo uso”, para lo que habría que contar con el tejido asociativo arandino.

“En muchos casos estos recintos están infrautilizados, abandonados o incluso prácticamente en ruinas”, comenta el portavoz de Vox, que continúa con el listado incluyendo la Casa de Juventud, el recinto ferial o el vallado junto a las pistas de tenis del Montecillo.

El objetivo es, apunta, “darles uso en algunos casos y mejorar y optimizar su uso en otros”. Y opina que el tejido asociativo “puede aportar iniciativas que den vitalidad a estos recintos que por derecho son suyos; a la vez que propiciará un retorno a los propios arandinos y ribereños fomentando el deporte, la cultura o el esparcimiento, entre otras y, en definitiva, ofreciendo a nuestros vecinos otras alternativas”, porque esto tendría “un gran valor añadido con un coste prácticamente nulo”.