El Consejo Regulador mantiene la libertad de replantación y reestructuración del viñedo

Las bodegas lo apoyan y difiere el sector productor, que cree poner en riesgo la marca Ribera del Duero

09/11/2022 8:01 | Begoña Cisneros

Tal y como acaba de aprobar el Pleno del Consejo Regulador Ribera del Duero, en 2023 se mantendrá la libertad de replantación y reestructuración del viñedo en la Denominación de Origen Ribera.

Una decisión que ha contado con el apoyo del sector bodeguero en la comarca, no así con el del sector productor, desde donde se teme que esta medida ponga en riesgo la garantía de calidad de la marca Ribera del Duero y el prestigio alcanzado.

Así, con respecto a las nuevas plantaciones y derechos de plantación, el Pleno del Consejo Regulador ha aprobado proponer al Ministerio de Agricultura 235 hectáreas, 135 más que el año anterior. La resolución se conocerá en un mes aproximadamente.

Desde la Asociación Empresarial de Bodegas (ASEBOR) opinan que es importante crecer como marca de calidad internacional y siempre en función de las necesidades del mercado, pero también para fijar población en el territorio y dar oportunidades a los nuevos viticultores y bodegas. “Hemos cumplido los primeros 40 años de historia como Denominación de Origen en los que hemos llegado muy lejos. Con calidad y con cabeza queremos seguir creciendo para abrir nuevos mercados, dar nuevas oportunidades a nuestros viticultores y bodegas y fijar población en un tiempo en el que la España Vaciada necesita más que nunca aliados de futuro”, señala el presidente de ASEBOR, Iker Arroyo.