El Tribunal Constitucional estudia si admite el recurso de amparo de los condenados en el caso Arandina

Entienden que se han vulnerado sus derechos constitucionales y piden la nulidad del Supremo

27/04/2023 8:55 | Begoña Cisneros

Los dos jóvenes condenados a 9 años por el Tribunal Supremo por agresión sexual a una menor, más conocido como el caso arandina, no se dan por vencidos y han acudido al Tribunal Constitucional español. Este órgano, intérprete supremo de la Constitución y que controla el cumplimiento las leyes, ha recibido recursos de amparo que han interpuesto los abogados de Carlos Cuadrado y Víctor Rodríguez. Según fuentes del Tribunal, los recursos se están estudiando a la espera de ser adminitdos o no.

La sentencia del Tribunal Supremo era firme sin lugar a recursos, pero el hecho de que este caso haya pasado por distintos tribunales con sentencias tan dispares, ha llevado a los acusados a dar un paso más acudiendo una vez más a la justicia. De esta manera hacen uso de una garantía procesal añadida para el ciudadano. A pesar de que el Tribunal Supremo es el de más alto rango dentro del Poder Judicial, el Constitucional se encuentra fuera de esa jerarquía y forma una categoría propia, con reconocimiento diferenciado en la Constitución.

En estos recursos la petición que se hace es la de nulidad de la última sentencia entendiendo que se han vulnerado derechos constitucionales y es ahora, si finalmente son admitidos a trámite, el momento de esperar el pronunciamiento del Constitucional.

 

Sentencias dispares

El proceso del caso arandina se podía calificar como enrevesado y con pronunciamientos dispares por parte de los jueces en cada momento. La primera estancia que juzgó, no sólo a estos dos exjugadores del equipo de fútbol de Aranda sino a un tercero, fue la Audiencia provincial de Burgos y les condenó a 38 años de cárcel.

Los recursos llevaron el caso al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León donde la rebajó considerablemente a 4 años en el caso de Carlos Cuadrado y a 3 en el caso de Víctor Rodríguez entendiendo que se trataba de un caso de abuso sexual y no de agresión sexual; y absolvía al más joven de ellos, Raúl Calvo, por entender que ambos tenían edades próximas y un grado de madurez similar.

Los dos condenados acudieron entonces al Tribunal Supremo, que lejos de reducir la sentencia la aumentó dos años.  

Los jugadores ya están cumpliendo la pena en la cárcel de Lugo, pero no pierden la esperanza de que su situación mejore.

Imagen: @rinberabogados