El equipo de gobierno intentará ampliar la zona peatonal de los Jardines de Don Diego

Con una modificación que no pretende ampliar el coste ni el tiempo de ejecución

15/08/2023 7:20 | Begoña Cisneros

El proyecto de obras de remodelación de los Jardines de Don Diego que se está acometiendo desde primeros de julio podría sufrir una mejora para ampliar el espacio de los peatones. El equipo de gobierno está trabajando para intentar que se elimine uno de los dos carriles que hasta ahora se encontraban entre el número 1 y la sede de Policía municipal, lo que podríamos denominar la acera del Ciprés.

Espera conseguirlo, afirma la concejala de Urbanismo Ana María Hervás, sin que ello suponga una modificación dineraria (2 millones de euros), ni un aumento en el tiempo (10 meses). “Hemos planteado la opción de hacer alguna variación, no de proyecto sino de reubicación de algunos elementos”, explica la edil.

Con la propuesta, que ya se ha puesto en conocimiento de la empresa Arpape, adjudicataria de las obras junto con Beltrán Moñux, se quiere añadir más espacio para los peatones. El anterior proyecto ya contemplaba la eliminación de los aparcamientos situados en esa vía y ganaba terreno a la carretera. Con la eliminación del carril se conseguiría más espacio. “Quedaría un carril para vehículos y otro para bicis”, argumente Hervás.

La responsable de Urbanismo también incide en que una prioridad de este equipo de gobierno es salvar el máximo de árboles posibles para un proyecto que contempla hasta la eliminación de 22 árboles, “una escabechina”, argumentaba el concejal de Medio Ambiente Carlos Medina, que el nuevo consistorio no quiere que se ejecute. Hasta ahora son 6 los que se han permitido y se espera que el número no vaya a más.

Por el momento se está estudiando, tanto técnicamente como jurídicamente, la posibilidad de que la variación sea posible. El equipo de gobierno quiere también darla a conocer a la asociación de vecinos para conocer su opinión.

 

Eliminar tapones

El área de Urbanismo continúa sufriendo un análisis de su funcionamiento. Todo ello en una oficina donde se acumulan expedientes. “Seguimos realizando un diagnóstico de identificación de tareas para conocer dónde están los tapones y dónde se requieren más recursos humanos para atender esos desbloqueos”, apunta la edil.

Asegura que se ha avanzado y que “tenemos valoradas distintas acciones”. Sin desgranarlas, explica que antes se requiere el consenso municipal. De todas formas, la solución se traduce en un aumento de personal para una oficina “sobrecargada de trabajo y con medios humanos cortos para el cúmulo que existe ahora mismo”.