Premio a la continuidad de la mano de Pascual

La empresa arandina beca a 14 jóvenes de toda España para su formación en el campo y en la agricultura

18/10/2023 13:49 | Begoña Cisneros

14 jóvenes de toda España han recibido becas de formación otorgadas por la empresa Pascual. Sus instalaciones de Aranda de Duero han sido hoy el lugar elegido por la empresa arandina para otorgar estas ayudas que hasta ahora se habían dirigido a la formación de ganaderos que optaban por proseguir con las explotaciones familiares. En su segunda edición también contempla ayudas a la formación para agricultores. También extiende su radio de acción a Cataluña y Extremadura, ampliando la de los jóvenes localizados en Castilla y León, Galicia y Cantabria.

De esta manera, Pascual continúa impulsando el relevo generacional con un programa que ayuda a financiar los estudios de jóvenes ganaderos y agricultores en disciplinas vinculadas al sector primario. En la segunda edición el número de becados ha aumentado respecto al año anterior, ya que seis de los 14 los jóvenes a los que se ayudará a financiar su formación darán continuidad a la beca que ya se les concedió el pasado curso.

Se trata de los jóvenes ganaderos castellano y leoneses Marcos Sánchez Pérez, Ricardo Pérez Castro y David Álvarez Barbero; los gallegos David Lareo Vaamonde, Jacobo Lurigados Veiga, Rubén Peteiro García e Iván Gómez López; los cántabros Mario Setien Alonso, Álvaro García-Diego Sainz y Eva García-Diego Sainz; y los catalanes Jordi Parera Font y Oleguer Roca Colls.

En el ámbito de la agricultura los agraciados con estas ayudas han sido Nuria Rodríguez Pajares, de Castilla y León, y  Adrián Sabino Mateos de Extremadura.

 

 

Nuria Rodríguez, la joven de 24 años, vive en Magazos (Ávila) y estudia ingeniería agrícola en la Universidad de Salamanca, además de un máster en Agricultura 4.0 dirigido al uso de nuevas tecnologías en el campo. Reconoce que “el relevo generacional está haciendo estragos” en la agricultura, pero asegura que también hay personas como ella, “que siempre he tenido claro que quería trabajar en el campo” siguiendo la estela de su abuelo, su padre y su hermano.

Por su parte, Iván Gómez, de 20 años, también quiere dar continuidad a la explotación de vaca de leche extensiva que puso en marcha su abuelo y que en la actualidad regentan sus padres. Está estudiando un grado de Producción Agropecuaria, que le permite conocer formas diferentes de trabajar. Se muestra ilusionado “por poner en práctica lo aprendido”, porque su objetivo es “quedarme en el canto, algo que no es fácil, pero sí gratificante”.

 

El campo, uno de los sectores más importantes de la economía

El presidente de Pascual, Tomás Pascual, ha recalcado la importancia del sector primario del campo como motor de la economía española. Un trabajo esencial que inicia la cadena alimentaria y necesaria para empresas transformadoras como Pascual. “Sin vosotros no somos nadie, porque dependemos de vuestros productos”, señala.

El responsable de la empresa arandina asegura estar “muy orgulloso de la relación con los ganaderos, y ahora, con los agricultores”, y valora la apuesta por dar continuidad a las explotaciones con un valor añadido, “la vocación de formaros”.

Por su parte, el alcalde de Aranda, Antonio Linaje, ha remarcado que la ganadería y la agricultura “son fundamentales para la autonomía estratégica de nuestra tierra” donde el sector primario y secundario se unen. Porque el secreto, asegura, está “en saber desarrollar un sector industrial con los componentes de la tierra”, algo que ha logrado Pascual. Y ha recordado la importancia de la comarca: “Aranda no es nada sin nuestra comarca, y las sinergias han sido aprovechadas”.