Juan Diego Pedrero desmonta el anhelo de que la línea del Directo pueda formar parte de un corredor

Pero asegura que existe una posibilidad para buscar esa conexión

23/11/2023 8:42 | Begoña Cisneros

La línea del Directo no formará parte de ningún corredor. Es algo que tiene claro el presidente ejecutivo de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP), Juan Diego Pedrero, y que puso de manifiesto en Aranda de Duero en el acto del Día de la Empresa organizado por FAE ASEMAR y la Fundación Caja de Burgos. Pero dejó abierta una ventana.

Participó en un panel de expertos para hablar de los grandes corredores logísticos, y dirigió su acusación a los que acaban de dejar de gobernar y “a los otros que ha habido antes” de no haber tenido visión para poner en valor una línea “que tiene mucho potencial ferroviario”.

Recordó que España tiene una cuota intermodal (cadena de transporte en la que se utilizan dos o más modos de transporte) muy baja. En torno al 5%, lo que provoca que un 95% del transporte viaje en carretera. Esto no concuerda con lo que se quiere vender de una apuesta por la descarbonización.

Sí que se están invirtiendo en los corredores mediterráneo y atlántico, “del que nunca formará parte la línea del Directo porque ha quedado fuera de la planificación”, apunta Pedrero. Porque no se ha tenido en cuenta que “nos encontramos una línea por el centro” que supone un ahorro importante para las empresas.

Pero apunta una posibilidad, la ejecución de un proyecto consorciado entre empresarios, operadores y puertos (Valencia y Bilbao están muy interesados) y “plantearlo directamente al Ministerio”. “Hay que luchar por hacer una conexión con los corredores y existe potencial, sólo hay que ver la carretera, si los camiones eligen la autovía A-1 es por algo, porque es la ruta más corta”, comenta.

Sobre el dinero que costaría electrificar la línea y adecuarla al transporte, Pedrero lo cifra en 350 millones de euros la conexión de Madrid con Aranda, un dinero que es mínimo para todo el que se está invirtiendo en otras líneas, que tendría un resultado óptimo. “No acabo de entender cuál es la mano negra que hay para esta línea y entiendo la incomprensión que existe”, apostilla.

Como segunda posibilidad, estaría la eliminación de la línea de la red ferroviaria de Renfe para que fuese gestionada directamente por ese consorcio.

Una charla que contó con la jefa de Comercial y Clientes Comercial y Desarrollo de Negocio del puerto de Valencia, Cristina Rodríguez, desde donde se apoya la línea del Directo desde el puerto que más mercancías mueve en España, un 40%.

 

 

También desde el sector de los camiones se apoya. Jaime Santiago es director de Business Development Región South, una empresa española con 3.800 camiones que viajan por 14 países de Europa. Asegura que el transporte ferroviario de camiones “es más competitivo y barato”, y funcional, teniendo en cuenta la falta de conductores que hay.

También respalda la línea el director de la fábrica de Aranda de Duero de Michelin, Carlos Abril. Una factoría que se ha convertido en la mayor fabricante de neumático de camión del mundo. Porque no es una incongruencia para una compañía que apuesta por la eliminación de las emisiones y para una fábrica, la de Aranda, “para la que es clave la conexión de nuestro centro con el resto del mundo a través de la conexión intermodal”.

En el Día de la empresa se habló también de la transición energética con una mesa redonda que contó con la directora del departamento de medioambiente, salud y seguridad de GSK en Aranda, María Casado; con la responsable de la Consultoría en Facilitación del Cambio y Sostenibilidad Resiliando, Marta Sanz; con el director general de Norsol Eléctrica, Martín Zaldo; y con el responsable Five Bioenergy, Alberto Rodríguez. Quedó patente el interés de las empresas por conseguir cero emisiones.

El evento fue iniciado con las palabras del presidente de FAE Burgos, Miguel Ángel Benavente, quien realizó un extenso alegato contra el actual gobierno de la nación, que provocó la marcha de dos representantes del PSOE.