Peligra la concentración motera por falta de ayuda municipal

La de 2023 no llegó y para la del 2024 es muy tarde

12/02/2024 10:53 | Begoña Cisneros

La próxima edición de la concentración motera Dos Leones que se esperaba celebrar en Aranda de Duero el próximo mes de junio se topa con un obstáculo, que es con el mismo que se están encontrando muchas asociaciones de la ciudad: la falta de apoyo municipal a través de subvenciones.

Esperar a las ayudas de concurrencia competitiva, donde el Ayuntamiento lanza una convocatoria para que las asociaciones presenten sus proyectos, no es válido para la asociación Biker Racing Show. El motivo, explica su presidente Diego Cid, no es otro que el hecho de que “esas subvenciones no llegan hasta el mes de noviembre, y la ayuda la necesitamos antes porque nosotros la actividad la hacemos en junio”. Una actividad que aglutina en la capital ribereña a alrededor de 1.500 moteros llegados desde diversos puntos de España e incluso de otros países para disfrutar en Aranda de Duero durante un fin de semana.

Las subvenciones de concurrencia competitiva tampoco son seguras, no es ningún secreto que las de 2023 ni siquiera se llegaron a convocar y el equipo de gobierno ha asegurado que las del año pasado saldrían entre enero y febrero de este año, algo que no se ha hecho aún. Es algo que ha criticado esta misma mañana el partido del PSOE: “No es normal que a día 12 de febrero del 2024 las asociaciones no hayan cobrado la subvención del año 23. Están teniendo problemas todos los colectivos”, manifiesta su portavoz Ildefonso Sanz, quien cuestiona la promesa de que las actividades de 2023 podrán cobrarse en 2024 sin reparo de intervención.

De todas formas, al Biker Racing Show no le sirve, porque son ayudas que llegan muy tarde. Por eso, explica Cid, se llegó a un acuerdo con el actual equipo de gobierno para que la ayuda fuese a través de convenio. “La voluntad está, pero hay veces que la voluntad política se hace en 15 días, como ha sucedido con el partido de la Arandina, pero otras veces no”, lamenta, comentando que es una prueba de que “no nos tienen en consideración”.

Porque el tiempo apremia, y los moteros que vienen a Aranda tienen que coger vacaciones en su trabajo, como también es necesaria una campaña publicitaria en otras concentraciones como la de Pingüinos en Valladolid o la Motauros de Tordesillas (Valladolid) que se han celebrado en enero. “Vamos mal de tiempo, estamos ya muy metidos en febrero”, comenta Cid.

No es esta la única asociación que ve peligrar sus actividades por falta de financiación. Hace tres semanas la asociación de vecinos del Polígono Residencial anunciaba que se veía abocada a suspender las fiestas por esta misma causa.