El biofísico arandino David Martínez Martín se hace con dos de los microscopios más potentes del mundo

Logra que su universidad los adquiera para seguir avanzando en nanomedicina

16/02/2024 9:52 | Begoña Cisneros

Suman y siguen las buenas noticias que nos aporta el biofísico arandino David Martínez Martín. Si en 2022 uno de sus trabajos arrojaba luz sobre el crecimiento de las células y ese mismo año la oficina de patentes destacó su trabajo después de recoger el premio a la innovación de la fundación Alberto Elzaburu en 2018, ahora consigue un acuerdo para fortalecer la capacidad de nano-biotecnología.

Lo logra en Australia, concretamente en la Universidad de Sídney en la que trabaja para un departamento que se ha situado en una posición líder a nivel internacional para avanzar en nanomedicina, terapias génicas y la detección temprana, tratamiento y prevención de enfermedades.

Así, Martínez ha conseguido que su Universidad se convierta en sede de dos microscopios de fuerza atómica en virtud de una nueva asociación con la empresa Bruker, fabricante líder mundial de instrumentos científicos de alto rendimiento, para impulsar la innovación en nanomedicina. La empresa proporcionará recursos para apoyar la investigación colaborativa liderada por el biofísico arandino.

 

Imagen: @ Bruker BioAFM

 

Los microscopios ya se están instalando y permiten realizar la más alta resolución de imágenes de muestras biológicas vivas, visualizar mecanismos moleculares dinámicos y cuantificar interacciones celulares y biomoleculares.

"Este tipo de colaboración genuina e innovadora entre la academia y la industria es esencial para abordar los desafíos sociales en el área de la salud y más allá", comenta Martínez, un arandino innovador que posee 19 patentes otorgadas, 17 de las cuales han sido licenciadas o asignadas a la industria.

Así, la inversión que se hace en la Universidad australiana permitirá impulsar el trabajo de Martínez Martín en nanomedicina, terapias génicas y la detección temprana, tratamiento y prevención de enfermedades.

"Es genial ver que mi trabajo está sembrando una asociación más grande para apoyar la investigación avanzada en nanomedicina y microscopía de fuerza atómica. Estoy agradecido a mis colegas de la Universidad y a Bruker por hacer que esta asociación sea una realidad", comenta el investigador.