Un paso atrás casi definitivo (2-3)

La Arandina perdió ante la G. Torrelavega aunque dispuso de un penalti para rescatar un punto

17/02/2024 20:39 | DR

Foto: Alberto Calvo

La permanencia se pone casi imposible. Siguen los reveses y cada vez son más duros para el equipo blanquiazul que en un partido clave se dejó una gran parte de sus esperanzas para mantener la categoría. Y además el golpe moral se repite porque de nuevo hubo opción de puntuar pero Sotres detuvo el penalti lanzado por Frodo en el minuto 90 que hubiese servido para lograr por lo menos un punto. La primera parte fue muy disputada y con ocasiones para ambos equipos desde el principio. Comenzó mejor la Arandina que cercó el área cántabra en los primeros minutos gozando de varios acercamientos peligrosos, especialmente en las botas de Kevin Manzano y Adri, pero ninguno acertó con los tres palos. También Otu tras una buena jugada individual, llegó hasta la línea de fondo pero su centro chut no encontró rematador cuando había varios compañeros esperando en el área visitante. Poco a poco la G. Torrelavega fue mejorando con el paso de los minutos y empezaron a llegar con fluidez al área defendida por Jara. Tras una gran oportunidad de Javi Delgado se consumó el 0-1 en un disparo desde la frontal que rechazó el portero ribereño pero en el rechace estuvo muy atento Unai Hernández para adelantar a los cántabros. Con ese resultado se alcanzó el descanso.

 

En la segunda mitad de nuevo la G. Torrelavega puso tierra de por medio al anotar el 0-2 tras un libre directo ejecutado por Alberto Gómez. Más aún cuando en el minuto 75 llegaba el 0-3 obra de Saúl García. El partido parecía ya encarrilado pero la Arandina reaccionó a raíz de los cambios y la salida de Gonzalo y Frodo. Precisamente Gonzalo acortó diferencias en el minuto 77 y cinco minutos después fue Kevin Manzano el que puso la esperanza en la afición con el 2-3. A partir de ahí se volcó sobre el área cántabra y dispuso de un penalti en el minuto 90 pero Sotres se lo paró a Frodo y los tres puntos volaron para Torrelavega con el consiguiente disgusto para la afición. Para colmo de males la Arandina no pudo acabar con los once jugadores por una posible lesion grave de Fer, al que se le van a hacer pruebas médicas para llegar a un diagnóstico exacto pero el míster, Alex Izqueirdo, en rueda de prensa se mostraba muy preocupado. La noticia más positiva fue ver la mejor entrada de la temporada en el Juan Carlos Higuero. La promoción de entradas en los colegios contribuyó a que se llenase la grada principal prácticamente, mientras que la grada sol también estuvo muy poblada de espectadores. 

 

Otro final cruel para un equipo que completó toda una vuelta entera sin poder ganar. El próximo sábado se visita al Valladolid Promesas en los anexos.