El sistema de detección de plazas comienza a funcionar de nuevo en Aranda de Duero

En la avenida Ferial y calle San Antonio ya se han cambiado los 120 sensores

22/02/2024 12:51 | Begoña Cisneros

Comienza en Aranda de Duero el cambio de los sensores que sirven para informar a los conductores sobre las plazas de aparcamiento. Los anteriores, puestos en el año 2018, se quedaron obsoletos muy rápido y llevaban bastante tiempo sin funcionar.

El concejal de Protección Ciudadana, Juan Manuel Martín, ponía de manifiesto esta situación en el pleno del pasado mes de enero, y no ha pasado ni un mes para que se haya comenzado a solucionar el problema.

Se ha comenzado con dos vías, la avenida El Ferial y la calle San Antonio, sustituyendo los detectores de plazas libres. Así se han colocado 94 sensores en la avenida y 26 en la calle. La empresa Park Help Solutions es la encargada de realizar la sustitución y los elementos que se han instalado “ya se encuentran operativos y funcionando”, explica Martín, comentando que el antiguo sistema que no ha funcionado de forma correcta desde su implantación en esas zonas.

“Estos dispositivos en concreto no habían funcionado nunca, por lo que se ha procedido a sustituirlos todos. Ahora, se va a continuar revisando los detectores de las otras zonas donde también hay constancia de algunos errores que se evidencian en los diversos paneles”, ha indicado.

 

 

El edil pone el acento en la importancia de acabar con el “caos” que suponía la errónea señalización de las plazas libres en esas zonas con gran demanda de aparcamientos, una circunstancia que “empeora la fluidez del tráfico y genera la indignación de los ciudadanos que denunciaban los errores de forma constante”. Apunta que solventar esos errores ha sido una “prioridad”, ya que está demostrado que la detección correcta de las plazas libres mejora la movilidad a base de reducir un 30% el tráfico que se estima que circula en el centro de la ciudad en busca de aparcamiento.

Una vez concluida la sustitución de todos los sensores de estas dos zonas, la siguiente fase se centrará en la revisión del resto del sistema para proceder a renovar en aquellos los dispositivos que no funcionan y que distorsionan las cifras reales de plazas libres.

En principio, se procederá a esa labor en zonas como la plaza de la Ribera, San Gregorio. “El objetivo es que el sistema sea una fuente fiable para el conductor y favorezca la movilidad y la rotación en los aparcamientos. No se entiende como sabiendo que la detección lleva funcionando mal desde el principio y que en algunas zonas nunca ha llegado a funcionar bien, no se han tomado antes las medidas oportunas”, concluye el concejal de Protección Ciudadana.