El PP presenta en las Cortes de Castilla y León una PNL en defensa del Tren Directo

Se debatirá este jueves en el Pleno

13/03/2024 10:42 | Begoña Cisneros

Los procuradores de Burgos del grupo parlamentario popular en las Cortes de Castilla y León han presentado una proposición no de ley en defensa del Tren Directo Madrid-Aranda de Duero- Burgos para su debate y votación en el Pleno de las Cortes de esta semana.

La proposición no de ley solicita que se requiera al Gobierno de España para que inicie, de una vez por todas, los trámites para la redacción del proyecto de acondicionamiento y reapertura de la totalidad del eje industrial, comercial y turístico de conexión ferroviaria directa entre Madrid y Burgos por Aranda de Duero, así como la retirada de la bateadora y posterior reparación del túnel de Somosierra y su posterior reapertura al tráfico.

Señalan que esta línea fue desde su apertura por RENFE en 1968 un eje estratégico nacional que unía Algeciras con Irún, frecuentada por numerosos trenes que llevaban gran parte del tráfico industrial que se generaba en Madrid y el sur de España y que se dirigía a la frontera con Francia en Irún, pero que también tenía destinos para pasajeros como Bilbao, Algeciras e incluso trenes internacionales hacia París.

En la actualidad, recuerdan, la mitad del recorrido está abierto y presta servicio comercial e industrial para el transporte de mercancías entre Burgos capital y Aranda de Duero. Mientras, el resto está cerrado al tráfico entre Aranda de Duero y la zona norte de la comunidad de Madrid.

“No podemos permitir que el tercer polígono industrial de Castilla y León, que es el de Aranda de Duero, no tenga conexión directa con Madrid, siendo la distancia apenas de 150 kilómetros, como tampoco perder la oportunidad de abrir un eje histórico que reforzará la posición de Burgos como nodo logístico nacional”, indican en la propuesta.

Recuerdan que la línea del Directo es un instrumento de desarrollo importante para conseguir asentamiento de población en las zonas que vertebra el norte de Madrid, el este de Segovia y la mitad sur de Burgos. “En la provincia de Burgos estamos ya cansados de promesas incumplidas, como las del 5 de noviembre de 2022, donde la ministra de Transportes Raquel Sánchez anunció en Burgos capital una inversión de 10 millones de euros para reabrir el túnel de Somosierra y relanzar nuevamente la línea. Estamos en 2024 y una vez más, no se sabe nada de esa inversión”, critican.

También tachan de “friolera” la cifra que ha anunciado el ministro de Transportes y Movilidad, Óscar Puente, como necesario para la reapertura de la línea: 1.300 millones de euros. “Es una cifra muy alejada de la que siempre han hablado los expertos ferroviarios y que ha dejado a todos estupefactos”, reprochan.